Inicio / Eslovenia y Croacia / Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste.

Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste.

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Cinco jóvenes jedi se adentran en dos planetas que fueron muy dañados por las guerras Clon de principios de los ´90. Viajarán hasta Eslovenia y Croacia para llevar a cabo sus misiones. Su primera aventura comienza en Trieste, territorio italiano donde han aterrizado y donde deberán investigar acerca de una extraña desaparición…

Erasmo Lueger es un maestro jedi procedente de una familia noble de Trieste. Luchó en batallas contra el Imperio Austríaco de Federico III matando a un oficial imperial muy cercano a Darth Vader. Esto hizo que fuera perseguido por la Guardia Imperial y ahora mismo se desconozca su paradero.

Nuestros jóvenes jedi tienen la misión de descubrir qué pasó con Erasmo, dónde se encuetra y que es de él. Por eso, han aterrizado en Trieste, lugar de procedencia del maestro jedi y tierra conquistada por los Habsburgo, la familia que quiere acabar con la vida de Erasmo por órdenes del Lado Oscuro. Es por eso que esta ciudad tiene ese aire centroeuropeo, al ser parte del imperio Austro-húngaro hasta hace menos de un siglo.

Comienza la aventura…

Los jóvenes jedi acaban de aterrizar en Trieste y lo primero que hacen es ir a por su Halcón Milenario. Es el vehículo que utilizarán durante toda su estancia en estos planetas.

Nada más llegar y dejar su equipaje en la que sería su casa las siguientes dos noches, decidicen salir a cenar. El vuelo por la Galaxia había sido agotador. Cerca se encuentra la Birreria Forst. Al ser tan tarde, les informan de que solo les podían poner pizzas pero… ¿a qué habían venido a Italia si no? Sí,sí, habían venido a cumplir una misión, ¡pero también a comer pizzas! Las pizzas allí son caseras y cuadradas y van por centímetros. Para haceros una idea, Fer y Tomy se pidieron una de 45 cm y Bea, Isa e Irene, dos de 30 cm. Y con esto, para digerir bien, unas cervezas de la marca de allí, Forst.

Unas horas más tarde…

p1030033
Descubriendo el Castillo de Miramare.

Toca madrugar, así que sobre las 9:30 comienza la investigación sobre las personas que mandaron atacar a Erasmo. Al primer sitio al que se dirigen los chicos es al Castillo de Miramare.  La fortaleza se encuentra a algo menos de 10 km hacia el norte, aunque tardan unos 20 minutos en recorrerlos. Tras dejar el Halcón a los pies del castillo, se disponen a subir una pequeña cuesta en la que paran cien mil veces a admirar y fotografiar el paisaje. El castillo está en un lugar espectacular… ¡no sabían nada estos Habsburgo!

Por lo visto, el archiduque Maximiliano de Habsburgo regaló este castillo a su esposa, Carlota de Bélgica. Pero, como suele pasar, a ella no le bastaba y Maximiliano abandonó el castillo para convertirse en emperador de México. Desde entonces, dicen que mantiene un halo de maldición y mala suerte para quien lo posea.

El castillo es precioso por fuera. Por la parte de atrás hay unos balcones que dan directamente al mar Adriático. Desde aquí seguro  que vigilan todas las naves de la República que llegan. Tras la inspección del castillo, se dirigen hacia los enormes jardines, que llevan a otras edificaciones mucho más pequeñas. Pero ni en el castillo ni en los alrededores encuentran pistas sobre qué pudo haber sido de Erasmo, ya que Federico III nunca vivió en ese castillo. Este fu construido varios siglos después de su muerte por sus predecesores.

p1030039
Castillo de Miramare
p1030055
Castillo de Miramare
p1030064
Balcones del castillo con vistas al Adriático.

La siguiente para es el Faro de la Victoria, un poquito más al sur y camino de nuevo a Trieste. Se dirigen a él con la intención de ver si desde allí arriba se puede observar alguna prueba galáctica de naves o droides que lleven a los jóvenes jedi tras la pista del caballero Lueger. Este faro fue construido en la década de los años veinte y recuerda a los caídos en la Primera Guerra de los Clones. Es el faro con el rayo más largo de Europa y el cuarto de la Galaxia. Pero no, el faro permanece cerrado a toda persona ajena al Imperio. No les queda más remedio que volver a Trieste, ciudad de procedencia de Eramo, a seguir investigando.

p1030081
Faro de la Victoria

 

De vuelta en Trieste…

p1030086
Iglesia Ortodoxa

Los jedi vuelven a Trieste hambrientos. Se acerca la hora de comer y se dirigen a la zona del paseo marítimo. De camino, no pueden dejar de pararse ante la iglesia ortodoxa. Con esos colores llama mucho la atención. Se encuentra pegada a la zona del canal con unas terrazas muy apetecibles. Deciden andar un poco más al borde del mar y sentarse a comer en uno de los restaurantes. No viene mal un rato de descanso y reponer fuerzas tras la agotadora mañana… ¡y la tarde que les espera!

Antes de seguir con su misión, deciden meter al cuerpo unas pocas caloría más (como si no hiciese suficiente calor ya…) y pasan por la heladería Marco, dicen que la mejor heladería de la ciudad. ¡Cierto!

Ya son las 4 de la tarde y está cayendo una buena. Pero con el estómago lleno las cosas se ven de otra manera, así que se disponen a subir a la colina de San Giusto para a visitar el Castillo de San Giusto y la Catedral.

El ascenso comienza justo enfrente de la heladería, por unas escaleras que primero llevan a la iglesia de Santa María la Maggiore. Después, cogiendo una subida a la izquierda de la iglesia, comienzan a subir la colina de San Giusto.

Tras el ascenso, llegan a la Plaza de la Catedral, que contiene restos de una antigua basílica romana y la Catedral de San Giusto, del siglo XIV. En la misma catedral ofrecen la posibilidad de visitar la torre del campanario.

Cerca de la catedral se encuentra también el Castillo de San Giusto. Aquí puede estar la clave de lo que pudo pasar con Erasmo ya que parte de este castillo fue mandado construir por Federico III. En el castillo, descubren que los soldados de asalto del Imperio se dirigieron a Eslovenia hace unos días tras el joven bandolero. Ese sería el destino del día siguiente de los chicos, pero no sin antes terminar de explorar la ciudad. Nunca se sabe las pistas que se pueden encontrar…

p1030101
Santa María la Maggiore
p1030111
Catedral de San Giusto
p1030122
Plaza de San Giusto y Castillo

Al atardecer…

p1030131
Teatro Romano

Tras descansar un rato y asimilar la gran pista que acababan de descubrir, deciden salir a terminar de explorar la ciudad. Se dirigen a la Plaza de la Unidad. Pero no sin antes pasar por el teatro romano, que se ve desde la misma calle. Y es que a los jóvenes jedi les llama mucho la atención todo lo relacionado con el Imperio Romano.

A partir de aquí se dedican un poco a callejear… La Piazza della Borsa y La Piazza dell´Unità, que es la plaza europea más grande con vistas al mar. Fue construida en siglo XIX y en ella se encuentra el Ayuntamiento, el Palacio del Gobierno y el palacio de Lloyd. El en centro, la fuente de los cuatro continentes.

En el siglo XVIII este lugar fue el puerto marítimo del Imperio austro-húngaro y todos los edificios que rodean la plaza recuerdan la época de esplendor de los Habsburgo.

p1030148
Palacio de Lloyd
p1030143
Edificios plaza de la Unidad

Y es aquí donde los jóvenes jedi encuentran las pistas finales necesarias para emprender el viaje de mañana… En estos edificios que fueron construidos por los Habsburgo aún viven, sin que la gente de la calle lo sepa, guardias imperiales del Imperio Austro-Húngaro. Y, de manera sigilosa entraron al edificio y les escucharon decir que Erasmo se escondía en unas cuevas de Eslovenia… Mañana tocará aventura por distintas cuevas de este verde país, ¿conseguirán nuestros amigos saber qué ha pasado con Erasmo?

p1030156

About Irene Saiz Olivares

Te puede interesar

Alsacia (día 2). Estrasburgo.

Tras el increíble y pintoresco día de ayer, visitando esos pueblos de cuento como Eguisheim, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *