Bélgica – Maki On Road http://makionroad.es Blog de viajes Mon, 12 Jun 2017 17:33:54 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.7.7 Brujas, la ciudad con más encanto de flandes (día 2). http://makionroad.es/48-horas-en-brujas-dia-2/ http://makionroad.es/48-horas-en-brujas-dia-2/#respond Wed, 08 Feb 2017 06:44:01 +0000 http://makionroad.es/?p=1715 El primer día en Brujas nos encantó, así que el segundo lo esperábamos con muchas ganas y… ¡menudo día nos esperaba! Eran algo más de las 9 cuando salimos, sin desayunar, para hacerlo en alguna cafetería de camino a nuestro primer destino. Pero para sorpresa de todos la ciudad estaba completamente vacía y no había …

La entrada Brujas, la ciudad con más encanto de flandes (día 2). aparece primero en Maki On Road.

]]>
El primer día en Brujas nos encantó, así que el segundo lo esperábamos con muchas ganas y… ¡menudo día nos esperaba!

Eran algo más de las 9 cuando salimos, sin desayunar, para hacerlo en alguna cafetería de camino a nuestro primer destino. Pero para sorpresa de todos la ciudad estaba completamente vacía y no había ni un solo lugar abierto. Estábamos llegando ya a la Kruispoort, una de las fortificaciones que se conservan del siglo XIII, cuando al ciudad estaba amurallada, cuando vimos la salvación a nuestro rugir de tripas por el hambre. Lo único que habíamos encontrado abierto hasta ahora era una panadería… ¡pero qué panadería! Al final de la Langestraat, casi llegando a nuestro destino. Tenía mogollón de dulces y con una pinta… ¡había valido la pena la espera!

Continuar la ruta con el estómago lleno es ya otra cosa… En pocos minutos estábamos frente a puerta medieval. A partir de ella, empiezan unos largos jardines, (el Parque Kruisvest) a orillas del canal con unos preciosos molinos del siglo XVIII. Parecía que estábamos en Holanda. Algunos de esos molinos se pueden visitar, pero nosotros no pudimos hacerlo ya que o abrían en verano o estaban en restauración.

Solo uno de ellos (Sint-Janshuis) conserva su lugar original, los demás los han traído de otros lugares.

Kruispoort
Kruispoort
Molinos del siglo XVIII
Molinos del siglo XVIII
Molinos del siglo XVIII
Molinos del siglo XVIII

Mañana de museos.

Para volver al centro de la ciudad, paseamos por el Barrio de Santa Ana. Hicimos una parada en el Volkskundemuseum (gratis con la Card, si no 4 euros). Es un museo de cultura popular, donde casas restauradas del siglo XVII nos muestran cómo era la vida por entonces. Las habitaciones simulan una tienda, un taller, una clase del colegio, una farmacia, una confitería… En la entrada te prestan una guía en español para que puedas ir leyendo qué es cada habitación y curiosidades sobre los lugares que representan. Nos pareció curioso y nos gustó bastante. Y, la verdad, con este frío entrar un rato a cualquier sitio se agradece…

Radio en el Volkskundemuseum
Radio en el Volkskundemuseum
Escuela en el Volkskundemuseum
Escuela en el Volkskundemuseum

Camino a la Jan van Eyckplein, plaza dedicada al pintor belga Jan van Eyck, cruzamos un par de iglesias, la Sint-Annakerk, una pequeña, y la Jeruzalemkerk, otra del siglo XV. Sin mucho que comentar de ellas, seguimos hasta cruzar la plaza, muy bonita al estar acompañada de un canal y, girando a la izquierda llegamos al tan esperado Choco-story.

Jan van Eyckplein
Jan van Eyckplein
Canales de Brujas
Canales de Brujas
Un gato con botas de chocolate
Un gato con botas de chocolate
Choco-story
Choco-story

La entrada es gratis con la Card (8 euros si no la tienes) y te incluye una chocolatina que te dan al entrar y unos bombones que te ofrecen tras ver cómo el chocolatero los hace.

El museo nos gustó mucho. Con la audioguía fuimos recorriendo sala tras sala, escuchando los orígenes del cacao y muchas curiosidades sobre él. Cada media hora, un chocolatero nos muestra cómo se hace el chocolate y te da a probar bombones con distintos porcentajes de cacao. No llegamos a probar el del 90% pero sí que vimos la cara de la mujer que lo probó… jajaja.

Y tras lo dulce, lo “salao”. Tras el Choco-story, el Frietmuseum. Son dos productos típicos de Bélgica, aunque digo yo, si los trajimos nosotros, los españoles, de América, ¡serán cosa nuestra!

La entrada al Frietmuseum es gratis con la Card (10 euros si no). Si tienes la tarjeta, vale la pena que pases y veas sus curiosidades. No es muy grande y en la planta de abajo tienen un pequeño bar donde probarlas (no gratis, aunque si con descuento con la entrada). Pero si tuviera que pagar 10 euros no lo haría.

Frietmuseum
Frietmuseum

Con este rico tentempié ya en nuestros estómagos anduvimos hasta la Grote Markt. De noche era preciosa, pero de día, donde los edificios medievales dejaban ver sus colores no tenía nada que envidiar.

Nada más acercarnos al centro vimos unos autobuses de esos que hacen recorrido por la ciudad. Como nos entraba gratis con con Card y aún quedaba un rato para comer, decidimos subirnos en él y así terminar de ver si nos faltaba algo importante de la ciudad.  El recorrido duró más de una hora y que levante a mano el que no dio una cabezada… Con lo calentico que se estaba y la mañana que llevábamos… jaja. Si tenéis la Card y tiempo suficiente, vale la pena hacer este recorrido en autobús, ya que te van contando con unos auriculares todo lo que vamos viendo (prácticamente todo visto ya durante nuestras 48 horas en Brujas).

Grote Markt
Grote Markt
Belfort van Brugge
Belfort van Brugge

Última horas en Brujas.

Sobre las 2 estábamos de nuevo en la Grote Markt. Buscamos un puesto de comida (había muchos) y nos pedimos unas salchichas gigantes y unas hamburguesas y nos sentamos en las escaleras de uno de los edificios de la Plaza a comer. Pero… ¡¡cuidado con echar migas que las palomas andan al acecho!! Hacía buen día (relativamente) y mucha gente comía en la calle.

Y tras zamparnos medio kilo de grasa… ¡algo de deporte! Nada mejor que subir al Belfort van Brugge, el campanario. Tiene 83 metros de altura y hay que subir 365 escalones, pero la recompensa es obtener las mejores vistas de la ciudad. Es gratis con la Card (10 euros si no) y, aunque asustan los escalones, no son para tanto. En realidad, tardamos más tiempo esperando en la cola que luego subiendo los escalones, pues solo dejan un número determinados de personas en la torre y hasta que no van bajando unos, no pueden subir otros.

Vistas desde el campanario
Vistas desde el campanario

Nos quedaba una hora antes de partir de nuevo hacia Bruselas que aprovechamos para ver el mercadillo. No es de los mejores que he visto pero en una plaza tan bonita como ésta los puestecitos de madera quedan de maravilla.

Y así terminaban nuestras 48 horas en Brujas, con la ciudad pateada de arriba a abajo y corroborando lo que ya sabíamos, que es una ciudad que nunca defrauda.

¿Quieres leer nuestro primer día en Brujas? ¡Pincha aquí!

Brujas desde el campanario
Brujas desde el campanario

La entrada Brujas, la ciudad con más encanto de flandes (día 2). aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/48-horas-en-brujas-dia-2/feed/ 0
Brujas, la ciudad con más encanto de Flandes (día 1). http://makionroad.es/48-horas-brujas/ http://makionroad.es/48-horas-brujas/#respond Sun, 15 Jan 2017 19:36:49 +0000 http://makionroad.es/?p=1706 Brujas… ¿cómo una ciudad con ese nombre puede ser tan encantadora? Pues sí, ¡lo es! Y es que estoy segura de que hay brujas simpáticas… Yo conozco algunas… Tenía unas ganas enooooormes de volver a Brujas. Ya había estado en 2010 y no tuve que pensármelo dos veces cuando me propusieron visitarla de nuevo. En …

La entrada Brujas, la ciudad con más encanto de Flandes (día 1). aparece primero en Maki On Road.

]]>
Brujas… ¿cómo una ciudad con ese nombre puede ser tan encantadora? Pues sí, ¡lo es! Y es que estoy segura de que hay brujas simpáticas… Yo conozco algunas…

Tenía unas ganas enooooormes de volver a Brujas. Ya había estado en 2010 y no tuve que pensármelo dos veces cuando me propusieron visitarla de nuevo. En mi primera vez, apenas pasé 7 u 8 horas en la ciudad que, como dice mucha gente, dan para verla de forma general. Pero esta vez quise, al menos, pasar una noche ¡era Navidad ya por estas tierras! Por lo que fueron “casi” 48 horas en Brujas.

Comienzan las 48 horas en Brujas.

Basílica de la Santa Sangre
Basílica de la Santa Sangre

Habíamos pasado la noche anterior en Bruselas y desde allí cogimos el tren que nos trajo a Brujas. Fueron casi dos horas de camino y como no fuimos muy madrugadores… eran ya casi las 12 cuando llegamos. Tardamos apenas 15 minutos en llegar de la estación, que se encuentra fuera del casco histórico de la ciudad, al hotel, el Martin´s Brugge. El paseo fue breve, pero con el ronroneo de la maletas entre los adoquines alguno que otro llegó con el tembleque incorporado…

Sobre las 12:30 estábamos ya en marcha. ¡A por la ciudad! Empezamos por la Burg Square, una de sus preciosas plazas (no, no es la más bonita, pero como todo en la ciudad, tiene muuucho encanto).

Haciendo esquina en la plaza, lo primero que nos llamó la atención fue la Basílica de la Santa Sangre. La fachada es muy bonita y dentro dicen que está la reliquia de la Santa Sangre de Cristo. Digo dicen porque con estos horarios en los que cierran de 12 a 14, no pudimos pasar a verla.

A continuación está El Stadhuis, el Ayuntamiento, vamos. Es del siglo XIV y vale la pena entrar aunque solo sea para ver la sala gótica que tiene dentro. Con la Brugge City Card la entrada es gratuita. Si no, cuesta 4 euros.

Por último, el Palacio de Justicia, en el que nos pasó lo mismo que con la Basílica… ¡malditos horarios! Es del sigo XVI y cuentan que tiene un salón renacentista y una chimenea de mármol y alabastro. El precio es el miso que en el Ayuntamiento.

Al otro lado de la plaza se encuentra el Crowne Plaza, también haciendo esquina. En los sótanos de este hotel hay parte de las ruinas de la iglesia de Sint-Donaas del siglo XII. Y, también, restos de la muralla de la ciudad de hace 1.000 años. Entramos y preguntamos en recepción pero, si os fijáis al fondo a la derecha, hay una escaleras y un cartel que lo anuncia.

Burg Square
Burg Square
Sala gótica del Ayuntamiento
Sala gótica del Ayuntamiento
Antigua catedral de Brujas
Antigua catedral de Brujas

 

Salimos de la Burg Square por el arco del Callejón del Asno Ciego y ya nos encontramos con el canal Djiver, el principal de la ciudad y el que da tanto juego con las fotos…

Callejón del Asno Ciego
Callejón del Asno Ciego

Por un puentecito cruzamos el canal, las vistas son preciosas y eso que aún no estamos en el rincón más fotografiado de la ciudad. De frente, tenemos el Vismarkt, el mercado de pescado, pero nosotros seguimos el curso del canal hacia la derecha que nos lleva a la Plaza de los curtidores.

El canal hace un giro por este lugar y, poco más abajo de la plaza anterior, se encuentra el Rozenhoedkaai, a lo español, Muelle del Rosario. Y sí, este es el lugar más fotografiado de la ciudad. Es la famosa postal de Brujas que todos queremos llevarnos. Eso sí, difícil que no sea llena de gente… ¡Paciencia!

Y vaya, tras un buen rato de fotos las tripas empiezan a sonar… ¡qué hambre! Tras echar un vistazo a varios lugares de la zona, nos decantamos por De Gastro, que ofrecía un menú a buen precio claro que… ¡pagamos 32 euros por el agua! Y eso que no todos bebimos agua… ¡si la cerveza estaba más barata! Decir que todo estaba muy bueno, pedimos el menú y unos mejillones. Pero para la próxima, ¡agua del grifo!

Vistas desde el puente.
Vistas desde el puente.

Muelle del Rosario.

Por la tarde, continúa el paseo por Brujas.

Ya con el estómago lleno retomamos la ruta. Siguiente parada: el Beaterio de Brujas, del siglo XIII, declarado Patrimonio de la Humanidad. Pero de camino nos topamos con la Iglesia de Nuestra Señora. Es un iglesia del s.XIII que contiene una estatua de la “Virgen con el Niño”, de Miguel Ángel. Gratis con la Card, 6 euros si no. Entramos, aunque solo fue para ver la estatua.

Ahora sí, llegamos al Beaterio. Consiste en un conjunto de viviendas donde vivían, hace siglos, la congregación de las beguinas. Hoy lo ocupan monjas de la orden benedictina. Vaya, casi lo opuesto…

Los alrededores del Beaterio son muy bonitos. Animales nadaban por el canal y varios restaurantes empezaban a encender su decoración navideña, y eso que eran apenas las 4 de la tarde, pero ya se veía oscurecer. La calle principal que nos devuelve al centro está llena de chocolaterías con unos escaparates a los que es muy difícil resistirse.

Beaterio de Brujas.
Beaterio de Brujas.
Alrededores del beaterio.
Alrededores del beaterio.

Empezaba a anochecer y con ello a notarse más el frío. Alguno ya hasta estornudaba… ¿Qué tal si ir al hospital? Sí, de camino nos encontramos con el antiguo Hospital de San Juan, donde se encuentra una exposición permanente con más de 300 obras originales de Pablo Picasso. Si no sois muy fans de este artista, no esperéis encontrar sus mejores o, mejor dicho, más conocidas obras. Son bocetos de sus dibujos y cuadros menos conocidos. Si se tiene la tarjeta, con la que entras gratis (si no, son 10 euros), vale la pena entrar ya no solo por las obras, si no por ver el edificio y su patio.

Al salir del hospital, tenemos a un lado la catedral de San Salvador, la iglesia más antigua de Brujas y, casi de frente, la Iglesia de Nuestra Señora, donde por la parte de atrás se encuentra el Puente de San Bonificacio, también llamado Puente de los Amantes. Dicen que desde aquí se puede observar la ventana gótica más pequeña de Europa. No sé si porque era de noche o porque era muy pequeña… pero nosotros no la encontramos…

Exposición de Picasso.
Exposición de Picasso.
Preciosas vistas desde el Puente de los Amantes.
Preciosas vistas desde el Puente de los Amantes.

Ya estamos casi en el lugar estrella de Brujas, la Grote Markt. Muy distinta a cuando la vi la primera vez. La Navidad había llegado a la ciudad y aquí era donde más se notaba. En el centro, una pista de patinaje sobre hielo y, alrededor, los puestos del mercadillo navideño, aunque casi todos ya cerrados dada la hora que era. Apenas una calle comercial separa esta plaza de la Plaza Simon Stevin, hasta la que nos acercamos, a ver si había más suerte… pero no, no la hubo. Tendríamos que dejar mañana los mercadillos.

Se acercaba la hora de cenar (en el resto de Europa, no es España, claro), y cenamos en Vincenzo, una trattoria. Pedimos unas pizzas para compartir que estaban muy ricas y nos fuimos a descansar. ¡Vaya día agotador y sin parar! ¡Mañana nos esperaba más!

Grote Markt
Grote Markt

La entrada Brujas, la ciudad con más encanto de Flandes (día 1). aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/48-horas-brujas/feed/ 0
Brujas, Cerveza y chocolate http://makionroad.es/chocolate-y-cerveza-en-brujas/ http://makionroad.es/chocolate-y-cerveza-en-brujas/#respond Thu, 27 Oct 2016 21:33:53 +0000 http://makionroad.es/?p=1361 Chocolate y cerveza en Brujas. Cuando queremos conocer un país, no nos conformamos simplemente con visitar sus monumentos o entrar a sus museos. Nos gusta hablar con su gente y, cómo no, probar su gastronomía. ¡Y vaya! Esta vez viajamos a Brujas… ¡ciudad del chocolate y la cerveza! ¿Puede haber dos cosas que nos gusten …

La entrada Brujas, Cerveza y chocolate aparece primero en Maki On Road.

]]>
Chocolate y cerveza en Brujas.

Cuando queremos conocer un país, no nos conformamos simplemente con visitar sus monumentos o entrar a sus museos. Nos gusta hablar con su gente y, cómo no, probar su gastronomía. ¡Y vaya! Esta vez viajamos a Brujas… ¡ciudad del chocolate y la cerveza! ¿Puede haber dos cosas que nos gusten más? ¡Noooo! Si ya en otro post hablamos de visitar el museo del chocolate y una fábrica de cerveza, esta vez recorremos los mejores lugares para degustar chocolate y cerveza en Brujas.

  1. HABLEMOS DE CHOCOLATE.

Cuando los españoles llevaron el chocolate a Bélgica allá por el siglo XVI no imaginaban el revuelo que iban a causar.  Este país está repleto de tiendas que lo venden y Brujas no iba a ser menos, cuidando sus escaparates con el más mínimo detalle. Pero, ¿Cuáles son las mejores tiendas de chocolate en Brujas?

Sabems que una de sus especialidades es el Brugsch Swaentje (cisne de chocolate), cuya receta es secreta y solo la conocen los miembros del gremio del chocolate en Brujas. Vaya, vaya, nos va a tocar probarlo bien para ver si descubrimos el secreto…

  • The Chocolate Line. Es una de las tres chocolaterías que parece en la guía Michelin. No solo se puede comprar chocolate para comer, sino también para dar masajes, pintura para pintar el cuerpo…
    • Horario. De martes a sábado de 9:30 a 18:30. Domingo y lunes de 10:30 a 18:30.
    • Dirección. Simon Stevinplein 19.
  • Sukerbuyc. Chocolate envuelto en cajas de chocolate… ¡aquí no se desperdicia nada!
    • Horario. De lunes a domingo de 8:30 a 18:30.
    • Dirección. Katelijnestraat 5.
  • Pralinette. Podemos encontrar más de 80 variedades en sus vitrinas. Su especialidad son unas trufas enrolladas a mano y envueltas en auténtico chocolate belga.
    • Horario. De lunes a domingo de 9 a 18.
    • Dirección. Wollestraat 31.
  • Chocolaterie Spegelaere. La tienda de chocolate con mayor tradición familiar de Brujas. Son famosos sus Brugse Kasseien (adoquines de Brujas). Queda un poco retirada.
    • Horario. De martes a sábado de 8:30 a 12 y de 13:30 a 18:30. Domingo de 9 a 13. Lunes cerrado.
    • Dirección. Ezelstraat 92.
  • Sweertvaegher. Aquí no encontraremos chocolate blanco, por no considerarlo auténtico chocolate ni los sabores de última moda. Son tradicionales y continúan haciendo el chocolate que les ha dado tan buena fama.
    • Horario. De lunes a domingo de 10 a 12 y de 12 a 18.
    • Dirección. Philipstockstraat 29.

Chocolate y cerveza en Brujas

2. HABLEMOS DE CERVEZA.

Bélgica es el paraíso de los cerveceros. Tiene más de 450 variedades de cerveza. Además, cada una tirada en un vaso diferente. En Brujas, podemos encontrar gran parte de ellas en sus muchas cervecerías. ¿Cuáles son las favoritas de los viajeros?

  • Brugs Beertje. Suele estar llena de gente. Es una de las más conocidas cervecerías. Bastante céntrico, con una amplia carta de cervezas. También hay patés y queso.
    • Horario. Lunes, jueves y viernes de 16 a 24. Sábados y domingos de 16 a 1.
    • Dirección. Kemelstraat 5.
  • Restaurante Den Dyver. También para comer. Cada comida pega más con una cerveza o con otra. Como recomendación, pedir consejo a los camareros sobre cuál pedir con cada plato. Suele ser imprescindible reservar.
    • Horario. de 12 a 14:30 y de 18 a 22.
    • Dirección. Dijver 5.
  • De Staminee Garre. Tiene menos variedad de cerveza pero es un lugar más tranquilo. Está algo escondido pero es parte del encanto.
    • Horario. De 12 a 24.
    • Dirección. De Garre 1.
  • Herberg Vlissinghe. Es el pub más viejo de Brujas, del siglo XVI. No es de los que más variedad tiene pero es un lugar curioso de estar por su historia.
    • Horario. De miércoles a sábado de 11 a 22. Domingo de de 11 a 19. Lunes y martes cerrado.
    • Dirección. Blekersstraat 2.
  • Poatersgat. Está situado por debajo del nivel de la calle y hay que entrar por unas escaleras algo extrañas… ¡pero puede molar!
    • Dirección. Vlamingstraat 82.
  • Cambrinus. Tiene 400 cervezas en la carta. Se puede cenar pero cierra pronto. Bastante concurrido.
    • Horario. De 11 a 22. Hasta las 23 los fines de semana.
    • Dirección. Philipstockstraat 19.

 

La entrada Brujas, Cerveza y chocolate aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/chocolate-y-cerveza-en-brujas/feed/ 0
¿Cómo disfrutar de Brujas en Navidad? http://makionroad.es/brujas-en-navidad/ http://makionroad.es/brujas-en-navidad/#respond Tue, 11 Oct 2016 18:20:49 +0000 http://makionroad.es/?p=1420 Viajar en verano es mucho más cómodo. Los días duran más, hace menos frío, la luz suele ser mejor para la fotos… Pero hay ciudades en las que vale la pena sacrificar todo lo anterior solo por verlas vestidas de Navidad. Brujas es una de ellas. Si ya de por sí es una ciudad de …

La entrada ¿Cómo disfrutar de Brujas en Navidad? aparece primero en Maki On Road.

]]>
Viajar en verano es mucho más cómodo. Los días duran más, hace menos frío, la luz suele ser mejor para la fotos… Pero hay ciudades en las que vale la pena sacrificar todo lo anterior solo por verlas vestidas de Navidad. Brujas es una de ellas. Si ya de por sí es una ciudad de cuento, con luces, árboles de navidad y mercados navideños tiene que ser todo un espectáculo. Es por eso que, aunque Brujas ya la conozco (fui en verano de 2010) vuelvo a ella. Estoy deseando ver Brujas en Navidad.

En la entrada anterior, escribía sobre qué podemos hacer en Brujas en cualquier época del año. Hoy, vamos un poco más allá y, aparte de las mencionadas en la entrada anterior, ¿qué podemos hacer en Brujas en Navidad?

Mercados de Brujas en Navidad.

El Mercado Navideño principal de Brujas se sitúa en su famosa Grote Markt. Bajo el iluminado campanario se encuentran los acogedores puestos. Podemos encontrar artículos de regalo, decoración de navidad, objetos artesanos pero, sobre todo, disfrutar de un chocolate o vino caliente. Hay muchos puestos de comida típica de Bélgica, por lo que se recomienda ir a la hora de comer.

El otro Mercado Navideño se encuentra en la plaza Simon Stevin. En este mercado, por lo general, las casetas las ponen los comerciantes que venden ropa y adornos navideños.

Los dos mercados comienzan a finales del mes de noviembre y mantienen el espíritu navideño de esta ciudad medieval hasta la primera semana de enero. De domingo a jueves el mercado está abierto de 10:30 a 22 horas, mientras que os viernes y sábados hasta las 23 horas. El 24 de diciembre cierra a las 17 horas y el 25 solo abre a mediodía.

Patinaje sobre hielo.

Pocas cosas pueden ser más navideñas que patinar sobre hielo entre luces y villancicos. Ya que la Navidad pasada no pudo ser en Rockefeller Center, a ver si este año nos animamos un poquito más a patinar sobre hielo en Brujas. La pista se sitúa en el centro de la Grote Markt, pegada a las casetas del Mercado Navideño. El horario es el mismo que el del Mercado Navideño.

Festival de hielo y nieve.

El Festival de hielo y nieve consiste en un museo hecho con figuras de hielo. Cada año se utilizan más de dos mil toneladas de hielo y representa una temática diferente. 30 son los escultores que se encargan de diseñar estas auténticos obras de arte que pueden llegar a medir los 8 metros. Los muñecos se mantienen a una temperatura de -6º (habrá que ir bien abrigados). Y, para reponer fuerzas, también hay un bar donde poder tomar una bebida en vasos de hielo.

Este museo se sitúa en el parking de la estación de tren, donde ponen una enorme carpa en la que mantener a las figuras congeladas.

Está abierto todos los días de 10 a 18 horas. De final de noviembre hasta la primera semana de enero. La entrada para adultos cuesta unos 15 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Brujas, ciudad de cuento.
Pincha en la imagen para saber qué cosas se pueden hacer en Brujas.

 

La entrada ¿Cómo disfrutar de Brujas en Navidad? aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/brujas-en-navidad/feed/ 0
Brujas, ¿qué hacer en una ciudad de cuento? http://makionroad.es/que-ver-en-brujas/ http://makionroad.es/que-ver-en-brujas/#respond Fri, 07 Oct 2016 21:26:14 +0000 http://makionroad.es/?p=1353 Hay ciudades que hay que visitar una vez en la vida. Después, están las que aún estando en ellas, ya estás pensando en volver. Y Brujas es una de estas. Yo, seis años después, vuelvo a esta ciudad de cuento. Normalmente, la visita a Brujas suele durar un día. Se sale por la mañana de …

La entrada Brujas, ¿qué hacer en una ciudad de cuento? aparece primero en Maki On Road.

]]>
Hay ciudades que hay que visitar una vez en la vida. Después, están las que aún estando en ellas, ya estás pensando en volver. Y Brujas es una de estas. Yo, seis años después, vuelvo a esta ciudad de cuento.

Normalmente, la visita a Brujas suele durar un día. Se sale por la mañana de Bruselas y se vuelve al atardecer. En ese caso, casi siempre aprovechamos para pasear por el precioso casco antiguo de la ciudad, sus canales y sus animadas plazas. Pero, si la visita se prolonga algún día más, en esta acogedora ciudad hay muchas cosas por hacer (además de ocuparlos probando su cerveza).

CALLEJEAR por Brujas.

La mejor manera de conocer una ciudad es perderse por sus calles. Unas ciudades invitan a esto más que otras. Brujas, sin duda, es una de ellas. Paseando por sus calles sentiremos estar dentro de un cuento. ¿Qué nos encontraremos mientras descubrimos cada uno de sus detalles?

Grote Markt.

Es la Plaza Mayor de Brujas (o Plaza del Mercado) y está rodeada de edificios medievales. Es el centro neurálgico de la ciudad y está lleno de actividad. Vale la pena verla de noche por la iluminación. Aquí se encuentra el mercado cubierto Le Halle, del que arranca la Torre Belfort, y el Palacio Provincial, el impresionante edificio de fachada blanca que se encuentra en la plaza.
Destaca el Belfort van Brugge, el campanario, al que se puede subir. Tiene 83 metros de altura y hay que subir 365 escalones, pero la recompensa es obtener las mejores vista de la ciudad.

  • Horario. De lunes a domingo de 9:30 a 18.
  • Precio. Adultos 10 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Burg.

Cerquita de la Plaza anterior encontramos otra igual de bonita. Aquí destacan tres importantes edificios:

  • La Basílica de la Santa Sangre. Conserva una bonita fachada y, dicen, la reliquia de la Santa Sangre de Cristo.
    • Horario. De lunes a domingo de 9:30 a 12 y de 14 a 17
  • Stadhuis. El Ayuntamiento. Siglo XIV. Tiene una sala gótica.
    • Horario: de lunes a domingo de 9:30 a 17. Última entrada a las 16:30.
    • Precio: Adultos 4 euros. Gratis con la Brugge City Card.
  • Brugse Vrije, el Palacio de Justicia. Siglo XVI. Con un salón renacentista y una chimenea de mármol y alabastro.
    • Horario. De lunes a domingo de 09.30 a 12.30 h  y 13.30 a 17.00 h.
    • Precio. Adultos 4 euros. Gratis con la Brugge City Card.
  • Crowne Plaza. Se trata de un hotel con acceso gratuito a los sótanos, donde se pueden admirar las ruinas de la iglesia de Sint-Donaas del siglo XII. También se encuentran restos de la muralla de la ciudad de hace 1.000 años.
  • Para salir de la Plaza, se puede pasar por el arco del Callejón del Asno Ciego y y así encontrarnos con el Djiver, canal principal de la ciudad.

Vismarkt.dsc08795

Es el mercado del pescado. Antes estaba en la Markt, pero se cambió de lugar debido al fuerte olor. La plaza que lo alberga se llama también Vismarkt. El mercado se pone todas las mañanas, de martes a sábado.

Huidenvettersplein. 

Plaza de los curtidores, a orillas del canal.

Rozenhoedkaai.

A lo español, Muelle del Rosario. Este es el lugar más fotografiado de la ciudad. Es la famosa postal de Brujas.

Puente de San Bonificacio

También llamado Puente de los Amantes. Desde el puente se puede observar  la ventana gótica más pequeña de Europa.

Beaterio de Brujas del siglo XIII.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es un conjunto de viviendas donde vivían, hace siglos, la congregación de las beguinas. Hoy lo ocupan monjas de la orden benedictina.

  • Horario. De lunes a viernes de 9:30 a 17. Domingos de 14:30 a 17.

Posada Ter Beurze. 

Lugar donde se originó la Bolsa.

Paseo en barca por los canales.

Una manera distinta y divertida de conocer la ciudad es hacer por medio de sus canales. La barcas dan paseos de unos 30-35 minutos y se pueden coger en distintos lugares de la ciudad: Huidenvettersplein (antigua plaza de los curtidores), Rozenhoedkaai (muelle del Rosario), Wollestraat, Nieuwstraat y Katelijnestraat.

  • Horario. Todos lo días de 10 a 18 horas de marzo a noviembre.
  • Precio. Unos 8 euros los adultos. Gratis con la Brugge City Card.

 

dsc08799
Canales de Brujas

MUSEOS de Brujas.

Entre paseos (y cervezas) nos puede quedar tiempo para entrar a alguno de los museos de Brujas. Encontramos de todos los tipos, desde pinturas a chocolate, ¿cuál es vuestro candidato preferido?

Pinturas de los Primitivos Flamencos

Jan van Eyck, Hugo van der Goes, Gerard David. Así fueron llamados los grandes pintores que llegaron a Brujas en el siglo XV. Sus obras se pueden visitar en:

  • Groeningemuseum (museo Groeninge).
    • Horario: de martes a domingo de 9:30 a 17.
    • Precio: adultos 8 euros. Gratis con la Brugge City Card.
  • Memling Museum, en el hospital de San Juan. Recomendable visitar también su antigua farmacia.
    • Horario. De martes a domingo de 9:30 a 17.
    • Precio. Adultos 8 euros. Gratis con la Brugge City Card
  • Sint-Salvatorskathedraal, la catedral de San Salvador. Es la iglesia más antigua de Brujas (s. XII – XV) y conserva una colección de arte flamenco.
    • Horario. De lunes a viernes de 10 a 13 y de 14 a 17:30. Sábados de 10 a 13 y de 14 a 15:30 y domingos de 11:30 a 12 y de 14 a 17.
  • Iglesia de Nuestra Señora. Es un iglesia del s.XIII que contiene una estatua de la “Virgen con el Niño”, de Miguel Ángel.
    • Horario. De lunes a sábado de 9:30 a 17. Domingos, de 13:30 a 17.
    • Precio. Adultos 6 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Museo Gruuthuse.

Se trata de un palacio gótico, donde vivía una familia adinerada de Brujas. Con su visita entendemos cómo vivían las familias ricas en la ciudad. Tiene un maravilloso patio que mira al canal.

  • Horario. En restauración hasta 2018.

Historium Brugge.

Una forma de oler, ver y sentir Brujas mediante su época dorada, la Edad Media. Este museo se abrió en 2012, por lo que es de los más nuevo de la ciudad.

  • Horario. De 10 a 18. Últimos tickets a la venta a las 17.
  • Precio. Adultos, 13,50

Volkskundemuseum.

Museo de cultura popular. Son casas restauradas del siglo XVII. En las habitaciones se puede observar cómo fue en el tiempo un dormitorio, una tienda, un taller, una clase, una farmacia o una confitería…

  • Horario. De martes a domingo de 9:30 a 17. Última entrada a las 16:30.
  • Precio. Adultos 4 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Arentshuis. dsc08760

En la última planta de esta casa señorial del siglo XVIII encontramos la obra del artista británico Frank Brangwyn. En la planta baja se organizan exposiciones temporales de arte.

  • Horario. De martes a domingo de 9:30 a 17.
  • Precio. Adultos: 4 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Sint-Janshospitaal. 

Alberga en su interior una colección de documentos de archivo, arte, instrumentos médicos y seis obras de arte de Hans Memling. Se puede visitar el desván de Diksmuide, el antiguo dormitorio, la sala tutorial y la farmacia.

  • Horario. De martes a domingo de 9:30 a 17.
  • Precio. Adultos 8 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Museo del diamante.

Explica la historia y muestra una interesante exposición.

  • Horario. De lunes a domingo de 10:30 a 17:30.
  • Precio. Adultos 8 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Museum-Gallery Xpo Salvador Dalí.

Podemos encontrar una colección de trabajos gráficos y esculturas del renombrado artista Dalí. Se encuentra en el edificio del mercado de Le Halle.

  • Horario. De lunes a domingo de 10 a 18.
  • Precio. Adultos 10 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Expo Picasso

En el edificio del antiguo Hospital de San Juan se encuentra una exposición permanente con más de 300 obras originales de Pablo Picasso.

  • Horario. De lunes a domingo de 10 a 18.
  • Precio. Adultos 10 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Choco-Story. 

Museo del chocolate. No hace falta especificar lo que podemos encontrar aquí.

  • De lunes a domingo de 10 a 17.
  • Precio. Adultos 8 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Frietmuseum.

Museo de la Patata Frita. Tanto los bombones como las patatas fritas son inventos belgas, aunque cabe la posibilidad de que esta última tenga que ver con España…

  • Horario. De lunes a domingo de 10 a 17.
  • Precio. Adultos 7 euros. Gratis con la Brugge City Card.

Hablemos de cervezas…dsc08756

  • Fábrica De Halve Maan de la cerveza “Brugse Zot”. No me puedo creer que haya dejado esta para el final… Será para saborearla mejor. Bélgica es sinónimo de cerveza y nada mejor para conocerla que una fábrica artesanal.
    • Horario. De domingo a viernes de 11 a 16. Sábados de 11 a 17. De noviembre a marzo: visitas guiadas los días laborables a las 11.00 y 15.00 h / sábados y domingos: 11.00-16.00 h: visitas guiadas cada hora / Consulte la página web para los horarios durante períodos vacacionales.
    • Precio. Adultos: 8,50 euros.Gratis con la Brugge City Card.
  • Bruges Beer Experience.
    • Horario. De lunes a domingo de 10 a 18:30.
    • Precio adultos 14 euros. No hay descuentos con la Brugge City Card.

PARQUES de Brujas.

Entre tanto bullicio nunca viene mal una escapada a algún lugar tranquilo para relajarse. En Brujas hay varios parques para pasear relajadamente. Estos son los más conocidos.

  • Parque Minnewater. Aquí se encuentra el llamado Lago del Amor, con cisnes, que lo hacen uno de ls lugares más bellos de la ciudad. Un lugar para pasear relajadamente. En él se puede ver un bonito atardecer.
  • Parque de Kruisvest. Al Este de la ciudad, aunque un poco retirado, se encuentra un parque en el que creerás estar en Holanda, ya que aquí se pueden divisar varios molinos. Datan del siglo XVIII.
    • Molino Koelewei. Cerrado hasta 2017 por restauración.
    • Molino Sint-Janshuis. El único que conserva su lugar original.
      • Horario: De abril a septiembre: de martes a domingo. Entrada hasta las 12.00 y las 16.30 h.
      • Precio: 3 euros. Gratis con la Brugge City Card.
        • A la vuelta, se puede pasear por el Barrio de Santa Ana y visitar Sint-Annakerk, y la Jeruzalemkerk.

Consejo: la tarjeta Brugge City Card permite la entrada a casi todos los lugares turísticos y tiene un precio de unos 46 euros la de 48 horas y unos 49 la de 72. 

Brujas es una ciudad con muchas cosas para ver en cualquier época del año pero… ¿os animáis a visitar Brujas en Navidad?

dsc08784
Canales de Brujas

La entrada Brujas, ¿qué hacer en una ciudad de cuento? aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/que-ver-en-brujas/feed/ 0