Inicio / Estuve en / Perú. Episodio VI. Arequipa.

Perú. Episodio VI. Arequipa.

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Las Jedi siguen con sus aventuras por el planeta peruano. Lima, Paracas, Huacachina, Nazca y, esta vez, aterrizan en Arequipa, donde tienen planeado ver el impresionante Monasterio de Santa Catalina y el Cañón del Colca.

Aunque las naves Cruz del Sur son bastante cómodas, las chicas no han descansado igual que sobre una cama. Cansadas, buscan una nave – taxi que las lleve a su alojamiento en Arequipa. Mientras esperan, escuchan que ha habido un terremoto cerca de la ciudad. Interesadas, preguntan qué ha pasado. La respuesta, terremoto con epicentro en uno de los pueblos del Cañón del Colca. Consecuencias, derrumbe de bastantes casas (construidas en malas condiciones), varios muertos (entre ellos un turista) y el cierre de la carretera que llega hasta allí, carretera que tendrían que coger las Jedi mañana.

Suben a la nave – taxi y tardan algo más de 20 minutos en llegar a su alojamiento. Están celebrando el día de la ciudad de Arequipa y la Plaza de Armas y calles de alrededor están cortadas.

Tras dejar las cosas en la habitación, no pueden resistirse a acercarse a la Plaza de Armas. Una banda toca frente a la catedral y varios grupos vestidos con los trajes típicos de la ciudad bailan y ondean banderas de Arequipa. Tras un rato mirando el espectáculo, parten hacia el Monasterio de Santa Catalina, primera visita de la ciudad.

Festejos del Día de la Ciudad de Arequipa.
Festejos del Día de la Ciudad de Arequipa.
Calles del Monasterio de Arequipa.
Calles del Monasterio de Arequipa.

Monasterio de Santa Catalina en Arequipa.

La palabra que define el Monasterio de Santa Catalina es impresionante. Toda una ciudad dentro de sus muros, cuyas calles tienen nombre de provincias españolas.

El monasterio fue construido en 1579, a menos de 40 años de la llegada de los españoles y albergaba a mujeres de diversos estratos sociales. Eso sí, diferenciando dónde se alojaban. Para las familias que más dinero donaban, mejor era la habitación. Este era un convento de clausura donde las mujeres que ingresaban lo hacían para no volver jamás a su hogar.

La entrada al monasterio cuesta 40 soles. Las chicas pagan la entrada y entraron en una de las obras arquitectónicas religiosas más impresionantes de Perú. Este lugar fascina a todo el mundo, pero para los amantes de la fotografía es un auténtico espectáculo. No solo las plazas con árboles, las callejuelas, fuentes y pintorescos bancos animan a las fotos, sino también sus colores.

La visita al Monasterio de Santa Catalina se puede hacer por tu cuenta o con un guía oficial. En este caso una guía, pues las chicas solo vieron mujeres… Aunque a la entrada les han dado un folleto informativo, deciden que es mejor llevar a alguien que les vaya explicando todo y a quien poder preguntar. El coste es de 10 soles por persona. En este caso, ellas llevan a la guía para ellas solas.

Calles del Monasterio de Arequipa.
Calles del Monasterio de Arequipa.
Patio del Monasterio de Arequipa.
Patio del Monasterio de Arequipa.
Patio del Monasterio de Arequipa.
Patio del Monasterio de Arequipa.
Pequeños rincones del Monasterio.
Pequeños rincones del Monasterio.

Incertidumbre ante la salida al Cañón de Colca.

Tras dos horas recorriendo el Monasterio de Arequipa, las Jedi terminan su visita. Es la hora de comer. De camino a la Plaza de Armas se cruzan con una callejuela estrecha que les llama mucho la atención y deciden asomarse. Queda justo detrás de la catedral y es peatonal. Puede ser un buen lugar para comer. Hay muchas mesas en la calle y, además, en la planta de arriba casi todos los restaurantes tienen terrazas con vistas a la parte de atrás de la catedral.

Catedral de Arequipa
Catedral de Arequipa

Ya con el estómago lleno, se ponen en marcha con la operación “Cañón del Colca”. Y es que la idea principal es salir mañana por la mañana y hacer noche allí, pero con el terremoto las carreteras están cortadas y mañana no saldrá ningún autobús. Tampoco saben decirles si para pasado mañana estarán abiertas ya… Agencia tras agencia todas decían lo mismo. La incertidumbre iba a estar servida hasta mañana a última hora…

Tarde de paseo por Arequipa.

A las 5 de la tarde se abre la catedral para la visita de turistas. La entrada es gratuita y, aunque no es de las más impresionantes que han visto, bien merece una visita. Y, aprovechando que están en la Plaza de Armas y que se acerca la hora de merendar… nada mejor que probar los famosos antojitos de Arequipa. Los de durazno (melocotón) son los que más les gustan, ¡así que repiten!

Y, en la otra esquina de la Plaza de Armas, se encuentra otra iglesia, la Iglesia de la Compañía, también bonita para visitar.

Para terminar la tarde, pues anochece pronto, las Jedi decidieron pasear por las calles aledañas a la Plaza de Armas donde descubrieron el Mercado de San Camilo, muy recomendable y el edificio del Banco de Perú, en la calle Mercaderes, bonita fachada y precioso por dentro.

Plaza de Armas de Arequipa.
Plaza de Armas.
Banco del Perú
Banco del Perú

Ya ha anochecido y las chicas se meten en un bar de la misma calle Mercaderes a tomar algo, Capriccio. Batidos y tartas con una pinta exquisita… Y aquí terminan el día. Para mañana han contratado por 25 soles un bus turístico que las llevará por la campiña de Arequipa.

Si quieres leer el resto de aventuras de las Jedi por el Perú, pincha en las imágenes de abajo.

p1040379

p1040593
4-ica

 

p1040701

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5-nazca

About Irene Saiz Olivares

Te puede interesar

Alsacia (día 2). Estrasburgo.

Tras el increíble y pintoresco día de ayer, visitando esos pueblos de cuento como Eguisheim, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *