Inicio / Estuve en / Perú. Episodio II. Reserva Nacional de Paracas.

Perú. Episodio II. Reserva Nacional de Paracas.

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Las jedi Madián e Irene, en su viaje por el planeta peruano, han dejado el territorio de Lima y se dirigen a Paracas. Allí visitarán la Reserva Nacional de Paracas con una misión: descubrir por qué ha bajado la población de leones marinos y aves en la zona.

El droide R2-CDO (Ricardo para los habitantes del planeta peruano) ya espera sobre las 11 de la mañana a las jóvenes jedi en la estación de autobuses de Cruz del Sur. Se trata de una expedición privada que llevará a las chicas por el desierto en busca de lugares insólitos y de respuestas a una gran incógnita: ¿por qué ha descendido el número de leones marinos y de aves en la Reserva Nacional de Paracas?

En cuanto recogen sus pertenencias en las taquillas se suben a la nave dirigida por R2-CDO. Madián e Irene llevaban meses leyendo en otros blogs jedi para encontrar un droide fiable que las internara en esta aventura. Saben que el Imperio está al acecho y, probablemente, detrás de la catástrofe ocurrida en la Reserva. Por eso, decidieron contratar a R2-CDO por 60 soles cada una. Un droide perfectamente configurado para proporcionar datos y curiosidades acerca de esta maravilla de desierto.

En pocos minutos están a las puertas de la Reserva, en la que pagan 15 soles por una entrada conjunta para esta y las Islas Ballestas. Si as compran por separado, son 10 soles la entrada a cada lugar.

Una vez dentro, comienza la misión. El paisaje es espectacular, a las chicas le recuerda a Tatooine. Y, de momento, estás solas. No se ve a nadie por los alrededores. Desean que continúe así…

p1040471
Reserva Nacional de Paracas

Durante el trayecto, las jedi van escuchando atentamente lo que les cuenta R2-CDO. Les cuenta que el nombre de Paracas viene dado por el origen quechua de dos palabras: Para= lluvia y Acca= arena. Literalmente lluvias de arena que son producidas por los fuertes vientos de la tarde, donde llegan a soplar hasta a 50 Km/hora. Esta mañana, el día está nublado. Al principio, lo lamentaron, pero el droide les dijo que era mejor así para ver la Reserva pues cuando está despejado es cuando se levantan los fuertes vientos.

Las jedi saben que esta Reserva Nacional de Paracas es una joya muy poco explotada. Tanto por los paisajes tan diferentes que se ven como por la naturaleza que esconde. Sin ir más lejos, las carreteras por las que discurre la nave en la Reserva son de sal. Sí, sí, ¡de sal! Aunque parecen de asfalto por el continuo roce de los neumáticos de los vehículos de los humanos. Pero no solo eso, la Reserva Nacional de Paracas es un desierto pegado al mar ¿Cuántas veces podemos ver eso?

p1040478
Sí, sí, esta carretera de la Reserva Nacional de Paracas es de sal…

 

La misión de las jóvenes por Reserva Nacional de Paracas es, en realidad, una expedición al desierto. Durante el trayecto, van descubriendo fósiles y el droide les reproduce cómo habían llegado hasta allí hace millones de años. Y es que los límites del mar no siempre han sido los mismos. Subidas en la nave, recorrern gran parte del desierto parando en varios lugares muuuuy fotogénicos donde les explica las cosas con más detalle. Poco antes de llegar a Lagunillas, deciden pararse y observar el pueblo pesquero a lo lejos, con una vista panorámica preciosa. Deciden no acercarse, pues allí suelen ir a comer los soldados de la Primera Orden y conviene que no sospechen que están por allí.

p1040465

p1040539

 

 

 

 

 

 

p1040544
Lagunillas

Pero, sin duda, el destino último de la misión son las playas. R2-CDO las dirige a las tres más conocidas. La primera, Playa del Diablo, donde las olas rompen con fuerza y hace un viento del… ¡diablo! Cientos de aves sobrevuelan el mar. Por el momento, aquí está todo como debe de estar.

La segunda, Playa Yumaque, la única a la que podemos bajar, está llena de fósiles. Todo un tesoro para los paleontólogos. Los pájaros se acercan hasta la orilla del mar para alimentarse. Todo parece estar correctamente.

Y, la más espectacular de todas, la Playa Roja. Aquí los amantes de la fotografía tienen para tirarse un buen rato… El único “pero” es ese cielo nublado permanente que no deja asomar ni una chispa de azul. Aquí también se puede observar la fauna de la zona. Todo parece correcto. ¿Por qué nos llegó entonces el aviso de emergencia? ¿Les habrá informado mal la República?

p1040507
Playa del Diablo
p1040529
Playa Yumaque, tesoro de fósiles.

 

 

 

 

 

 

 

p1040550
Playa Roja. Espectacular.

Los tres se dirigen de nuevo a la nave. Encienden todos los dispositivos y pantallas con GPS para ver qué rincón se les ha escapado. De repente, R2-CDO da con él: ¡La Catedral! Rápidamente se dirigen hacia allí. Está a pocos kilómetros. Al llegar al punto que indica el mapa, bajan de la nave y andan unos pocos metros. Allí está la catástrofe. Donde antes estaba “La Catedral”, llamada así por su similitud a Las Catedrales de Galicia, ya solo quedan rocas rotas. Del arco, que servía de hogar a muchos animales, ya no queda nada.

Las investigaciones de las chicas las llevan a descubrir la causa de este derrumbe. Durante la lucha que tuvo lugar en 2007 entre la República y el Imperio, hubo grandes ataques cerca de la zona. Uno de ellos produjo un terremoto cuyo epicentro fue justo enfrente de La Catedral y esta se derrumbó. Se encontraron animales muertos, como leones marinos, y muchos de ellos perdieron su hogar. Ahora solo se conserva un trozo, sin el arco, y una foto donde nos muestra cómo fue.

p1040514
Al fondo, lo que queda de La Catedral

La Catedral se encuentra dentro de la Reserva Nacional de Paracas, por lo que las jedi quedaron más tranquilas. Según R2-CDO, se encuentra muy vigilado y se protege toda la fauna de la zona. Los animales, buscaron otro lugares de protección y todo ha vuelto a la normalidad.

La misión llevó a las chicas unas 3 horas y recorrieron aproximadamente 50 kilómetros. Como medida de protección el droide dejó a las jedi en su alojamiento. Por si a alguien le interesa, ellas nos han dejado los datos de Ricardo, R-CDO para nosotros.

Ricardo Hernandez Morales
Número de teléfono 945502551 Email ricardo270159@hotmail.com

Consejos JEDI: ¿Qué llevar para la expedición?

  • Una chaqueta, sea verano o invierno. El viento sopla fuerte y si no lo hace es porque está nublado…
  • Bastante agua. ¡Estás en el desierto! Jaja. Tres horas de tour dan para que te dé sed y no hay ningún lugar para poder beber.
  • Tu cámara de fotos. Supongo que no es necesario decirlo… ¡Pero es que es un lugar taaaan bonito!

¡Que la fuerza os acompañe!

 

p1040612

¿Quieres conocer el resto de aventuras de las jóvenes Jedi por el Perú? ¡Aquí las tienes!

Lima  Islas Ballestas

About Irene Saiz Olivares

Te puede interesar

Alsacia (día 2). Estrasburgo.

Tras el increíble y pintoresco día de ayer, visitando esos pueblos de cuento como Eguisheim, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *