Inicio / Eslovenia y Croacia / Eslovenia y Croacia. Episodio VI. Zagreb.

Eslovenia y Croacia. Episodio VI. Zagreb.

Hace muchos años, en una Galaxia muy, muy lejana…

Y… ya vamos por el tercer país, ¡Croacia! Tras descubrir Trieste (Italia), las cuevas y lagos de Eslovenia, Liubliana y Maribor (Eslovenia), la siguiente parada del Halcón Milenario será Zagreb, capital de Croacia.

¿Una de fútbol?

Tras hora y media de vuelo en el Halcón Milenario (116 km), los Jedi llegan a la capital croata. Antes de aparcar la nave en su alojamiento, tienen preparada su primera visita: el estadio Maksimir, donde juega el Dinamo de Zagreb, situado al Este de la ciudad. Tienen la intención de recorrerlo por dentro y ver sus instalaciones, pero la mañana no iba a comenzar del todo bien… Y es que el soldado imperial que franquea la puerta no les permite el paso. El estadio no es visitable, les dice.

Pero ellos han venido hasta aquí con una idea y no se irán sin, al menos, intentar conseguirla. Así que comienzan la inspección dando una vuelta al estadio, aunque sea por fuera, rodeándolo, para ver dónde encuentran la mejor vista. Comienzan a andar y la valla que les separa del campo está tan lejos, que apenas pueden ver nada, excepto por uno de sus lado, por donde se alarga un pequeño camino que les acerca un poco la vista y donde encuentran una pequeña caseta con la puerta abierta. Mientras el resto de Jedi debaten sobre qué hacer, Tomy decide “pasarse” por la puerta abierta e inspeccionar qué hay allí. En apenas diez minutos, lo ven salir y les dice que vayan para la puerta principal, que les van a dejar pasar.

Estadio del Dinamo de Zagreb
Estadio del Dinamo de Zagreb

Al entrar a la caseta, Tomy se había encontrado con dos soldados rebeldes que decían tener contactos con el estadio. Ellos harían una llamada para que les dejasen pasar y otra para que un droide les enseñara las principales instalaciones. Y así fue. Los Jedi consiguieron entrar y pudieron estar a pie de campo. Ese campo que antes pisaron Luka Modric y Mateo Kovacic. Pudieron ver los banquillos, las gradas y la sala de prensa.

Estadio del Dinamo de Zagreb
Estadio del Dinamo de Zagreb
Banquillo
Banquillo
Sala de prensa
Sala de prensa

Paseo por el Imperio Austrohúngaro

Después de esta primera parada, van directos a su alojamiento a dejar sus cosas. Y comienzan a explorar Zagreb por la llamada Herradura Verde. Se trata de una enorme área en forma de U al sur de la ciudad compuesta por unas 8 manzanas de parques, jardines y paseos arbolados. Nada mejor que un paseo por la zona para ver edificios de la época del Imperio Austrohúngaro. ¡Qué bonitos son! El paseo dura más de lo previsto por que la zona es enooooorme y cada edificio merece ser disfrutado.

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

De ruta por el caso histórico

Bonito paseo y ahora se dirigen hacia la Plaza Ban Jelačić, centro neurálgico de Zagreb, donde su elemento más destacable es la estatua de Josip Jelačić, que fue un destacado general del Imperio austriaco, conocido por su intervención en la abolición de la servidumbre en Croacia.

Llega la hora de tomar camino hacia el norte, para toparse con el mercado Dolac, un mercado al aire libre tradicional (desde 1930) donde se pueden encontrar todo tipo de productos locales, desde verduras, frutas y carnes, hasta flores y artesanía. Pero, para no variar y tal y como ya les ha ocurrido en otras ocasiones, llegan tarde y ya están los puestos quitados. En uno de sus lados se puede ver la escultura de Petrica Kerempuh, un personaje literario nacido de las manos del poeta croata Miroslav Krleza.

Hacia el Estese sitúa la Catedral de Zagreb, localizada desde toda la ciudad debido a sus dos enormes torres góticas. El templo original fue construido en 1093, pero entre invasiones y terremotos, ha tenido que ser reconstruido desde cero varios veces. Muy cerca de allí, la iglesia de San Francisco.

Plaza Ban Jelačić
Plaza Ban Jelačić
Catedral de Zagreb
Catedral de Zagreb

El otro lado de la ciudad de Zagreb

¿Dónde vamos?
¿Dónde vamos?

Para pasar al lado Oeste de la ciudad, datraviesan calle Tkalčića, animadísima calle con decenas de terrazas y un gran ambiente a cualquier hora. Una vez en esta calle… ¡no querían salir! Y con razón… ¡qué ambiente! Terrazas y más terrazas… ¡con lo que le gustan a ellos! Aunque ahora no es el momento de sentarse a descansar, a la tarde, tras terminar su ruta, acabarán aquí la jornada, nada mejor que con una cerveza y viendo un partido entre equipos croatas.

Aquí se encuentra también la escultura de Marija Juric Zagorka, la primera periodista profesional en Croacia y defensora de los valores del feminismo en los primeros años del siglo XX. Pero, además de disfrutar del paseo, la comida y la cerveza, nada mejor que pasear por las callejuelas perpendiculares, donde se encuentrar bonitos rincones que explorar.

Tras comer toca explorar la parte Oeste de la ciudad. Lo primero que ven aquí es la Puerta de Piedra, la única de estas antiguas puertas de la ciudad que se conserva hoy en día. Se le atribuyen poderes milagrosos ya que se salvó inexplicablemente de un incendio ocurrido en 1731. Por ello, dentro hay una especie de altar.

Calles con encanto en Zagreb
Calles con encanto en Zagreb
Terraceo que enamora
Terraceo que enamora
Puerta de piedra
Puerta de piedra

¿Tenéis el corazón partío?

Tras pasar la puerta, lo siguiente con lo que se encuentran es con la Iglesia de San Marcos. Sin duda el símbolo de Zagreb. La iglesia de San Marcos se caracteriza por su bonito tejado, que representan el escudo del Reino tripartito de Croacia, Dalmacia y Eslavonia y el de la ciudad de Zagreb.

La siguiente parada es un curioso museo, el Museo de las Relaciones Rotas, una de las visitas más originales de la ciudad. La entrada cuesta unos 4 euros y, aunque al principio puede parecer un poco ñoño, a los chicos les gusta bastante y pasan un rato muy entretenido.

Junto al Museo de las Relaciones Rotas, tenemos la Torre Lotrščak, construida como parte de la muralla defensiva. Está situado en una de las zonas más agradables para pasear, el Paseo Strossmayer (Strossmayerovo šetalište), desde el cual se tienen unas magníficas vistas de la ciudad. Hay puestecillos de gente vendiendo cosas y algunos bancos para sentarse a descansar. Cuenta la leyenda que un cañonazo lanzado desde allí salvo la ciudad del ataque de los Otomanos, pues el disparo fue a caer en el plato del dirigente del ejército y, aterrado, canceló el ataque a la ciudad. En conmemoración, todos los días a las 12 de la mañana se dispara un cañón.

Catedral de St. Mark
Iglesia de San Marcos
Museo de las Relaciones Rotas
Museo de las Relaciones Rotas
 Torre Lotrščak
Torre Lotrščak desde el Museo de las Relaciones Rotas
Paseo Strossmayer
Paseo Strossmayer
Vistas de Zagreb desde lo más alto.
Vistas de Zagreb desde lo más alto.

¿Quieres conocer el resto de aventuras durante este Road Trip?

Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste.

Eslovenia y Croacia. Episodio II. Cuevas eslovenas y castillo de Predjama.

Eslovenia y Croacia. Episodio III. Liubliana.

Eslovenia y Croacia. Episodio IV. Naturaleza eslovena. Sus lagos y cañones.

Eslovenia y Croacia. Episodio V. Maribor.

 

About Irene Saiz Olivares

Te puede interesar

Perú. Episodio IX. El Lago Titicaca.

Hace mucho tiempo, en una Galaxia muy, muy lejana… Las jóvenes Jedi continúan sus aventuras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *