Inicio / Eslovenia y Croacia / Eslovenia y Croacia. Episodio V. Maribor.

Eslovenia y Croacia. Episodio V. Maribor.

Hace mucho tiempo, en una Galaxia muy, muy lejana…

Los Jedi continúan por tierras eslovenas. Tras aventurarse en sus cuevas y castillos, bañarse en sus lagos y descubrir su encantadora capital, se dirigen a la última parada de este país: Maribor.

179 kilómetros separan Liubliana de Maribor que el Halcón Milenario recorre en algo menos de 2 horas. Disponen de apenas 24 horas para conocer la ciudad y deben ponerse manos a la obra cuanto antes.

¿Qué esconde Maribor?

Nada más cruzar el río Drava, los Jedi se internan en la plaza Mayor se encuentran ante un conjunto de edificios, entre los que destaca el antiguo ayuntamiento renacentista de 1565. En el centro, se levanta la más impresionante columna votiva, que recuerda la plaga de peste que arrasó la ciudad. Durante la Edad Media, esta plaza fue la plaza del mercado.

La plaza les encanta y dedican un tiempo a echar fotos. Después de un ratito, se internan por la calle Postna. Es una calle con terracitas que a esta hora aún no tiene mucho ambiente, pero cuando cae la tarde se llena de gente (y lo han comprobado). Al final de la calle se encuentra la plaza Slomškov (vaya nombres… ¡¡así es imposible aclararse!!) donde se sitúa la Catedral (siglo XIII y dedicada a San Juan Bautista) junto con otros edificios casi igual de impresionantes: Cruzando el parque, encuentran la Universidad de Maribor que acoge la Biblioteca. Junto a ella, la Catedral y un llamativo edificio con la fachada pintada de verde, que corresponde a la oficina central de correos y al este, la plaza el Teatro Nacional.

Río Drava.
Río Drava.
Plaza Mayor
Plaza Mayor
Catedral
Catedral
plaza Slomškov
Plaza Slomškov.

Tras disfrutar de esta bonita plaza, los chicos caminan hacia la espalda de la Catedral. Esas calles les dirigirán hasta plaza Grajski. Aquí se encuentra el Castillo de Maribor, construido en el mismo lugar donde había una fortaleza medieval y que actualmente alberga el Museo Regional. Y, en el centro, se levanta una columna dedicada a San Florián, el patrón de los bomberos.

La última parada antes de comer es la plaza Svobode o plaza de la Libertad, donde se sitúa la iglesia franciscana y la bodega Vinag. Los chicos querían pasar a ver la bodega pero a esa hora estaba ya cerrada. Estos europeos tienen unos horarios más raros… Esta plaza es un lugar de encuentro para los habitantes de Maribor, concretamente junto al monumento conmemorativo NOB, llamado popularmente Kojak, por recordar la cabeza afeitada del famoso detective interpretado por Telly Savalas. Conmemora a lo caídos en la II Guerra Mundial.

Castillo de Maribor.
Castillo de Maribor.
Monumento conmemorativo.
Monumento conmemorativo.
Calles de Maribor.
Calles de Maribor.

Las tripas avisan…

Al fondo, las mesas de Takos.
Al fondo, las mesas de Takos.

Pero… ¡qué hambre! Los chicos buscan algún lugar para comer y la zona que más les atrae es a la orilla del río. En el alojamiento han encontrado unos mapas muy chulos de distintas ciudades, entre ellas Maribor. Estos mapas están hechos por jóvenes de la ciudad y, además de las cosas más importantes que visitar en la ciudad, también recomiendan muchos bares y restaurantes. Una de las zonas recomendadas es el paseo del río. Distintos bares con terrazas muy bien decorados ofrecen sus menús. Al final se deciden por un mexicano, el Tako´s, en una callejuela inclinada que sale a mano derecha desde el paseo del río. La comida en sí no es gran cosa, pero la decoración y una Corona a esas horas valen la pena.

Y para el postre, ahora sí que eligen terracita a las orillas del río. La heladería se llama Piranha y los helados están riquísimos. Sobre todo el de plátano, ¡de los mejores que han probado nunca!

 

Terrazas del paseo del río.
Terrazas del paseo del río.
El mejor helado de plátano del mundo.
El mejor helado de plátano del mundo.

Ahora sí, con el estómago lleno y bastante dulce, nada mejor que un paseo por la parte más cerca al río, donde se encuentran con la Torre del Agua y, justo enfrente, la de los Judíos, que antiguamente estaba unida a la anterior. Justo detrás, se sitúa la sinagoga antigua que recuerda que la comunidad judía, aunque no muy numerosa, fue muy influyente en Maribor y la que financió el desarrollo de la ciudad.

Torre del agua.
Torre del agua.
Torre de los judíos.
Torre de los judíos.

¿A qué rinden homenaje los habitantes de Maribor?

Vid más antigua del mundo.
Vid más antigua del mundo.

Pues sí, parecen españoles… homenajeando a una vid… En la misma orilla del río, se encuentra el Stara trta, el verdadero símbolo de la ciudad. Se trata de la vid más antigua del mundo (tiene aproximadamente unos 400 años de antigüedad) y es, sin duda, uno de los lugares más visitados y fotografiados de Maribor. No ha habido enfermedad, plaga ni guerra que haya podido acabar con ella. Por ello, los habitantes de Maribor le construyeron una casa (Hisa Stare trte) y allí pusieron un museo. Sus ramas están repartidas por distintas partes del mundo, desde el castillo de Liubliana hasta el museo del vino de París.

Y estando aquí, es imposible irse sin haber probado su vino. En la misma casa de la vid hacen catas de vino (3 vinos, 4 euros) y no pueden evitar la tentación de hacerlo. La cata apenas dura 20 minutos y, aunque el chico les explica en español todo sobre cada vino, les sabe a poco. Demasiado rápido y dando la impresión de que quería acabar cuanto antes…

La tarde se echa encima y la mejor manera de decirle adiós es disfrutando de su ambiente. Los Jedi vuelven a la calle Postna, esta vez sí que abarrotada de gente y se sientan en una de sus terrazas. Nada mejor que finalizar el día con una buena cerveza en la mano y, aunque de momento Maribor ha sido la parada más floja del viaje, ahora se despiden de la ciudad de la mejor de las maneras.

Maribor.
Maribor.

Continúa leyendo el resto de aventuras por Tierras eslovenas y croatas de nuestros Jedi…

Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste.

Eslovenia y Croacia. Episodio II. Cuevas eslovenas y castillo de Predjama.

Eslovenia y Croacia. Episodio III. Liubliana.

Eslovenia y Croacia. Episodio IV. Naturaleza eslovena. Sus lagos y cañones.

About Irene Saiz Olivares

Te puede interesar

Alsacia (día 2). Estrasburgo.

Tras el increíble y pintoresco día de ayer, visitando esos pueblos de cuento como Eguisheim, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *