Inicio / Eslovenia y Croacia / Eslovenia y Croacia. Episodio II. Las cuevas.

Eslovenia y Croacia. Episodio II. Las cuevas.

En una galaxia muy, muy lejana…

Los jóvenes jedi Isa, Fer, Bea, Tomy e Irene siguen tratando de descubrir qué ha sido de Erasmo, un gran maestro jedi desaparecido. Este era conocido como el “Robin Hood” esloveno, pues asaltaba carruajes de los ricos para repartirlo que obtenía entre los pobres. Un día, en plena lucha, acabó con un teniente del ejército de Federico III y, desde entonces, este va tras su rastro. Nuestros amigos, también. Hoy, la pista les lleva a las cuevas de Eslovenia, planeta donde piensan que estuvo escondido durante sus últimos días…

Los chicos despiertan temprano con la intención de salir pronto hacia el planeta vecino, Eslovenia. El Halcón Milenario les llevará a lo largo de los casi 100 kilómetros hasta Liubliana, su capital, atravesando cuevas y castillos hasta dar con el paradero de Erasmo. Son más de 1000 cuevas las que hay en Eslovenia, por lo que los chicos han seleccionado las que, con más probabilidad, escogería el bandolero para esconderse.

p1030199

Primera parada de las cuevas de Eslovenia, Cuevas de Skocjan.

25 son los kilómetros que separan Trieste de las primeras cuevas, las Cuevas de Skocjan. Estas son, desde 1986, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sobre las 10 los Jedi ya están ellas. Aparcan el coche y pagan las 16 monedas que vale la entrada principal (hay otra más larga que vale 21, pero pensando en el duro día que les esperaba, deciden coger la corta). Los jóvenes se infiltrarán en una visita que está a punto de empezar y van corriendo a alcanzar la cola. Tras andar unos 10 minutos a lo largo de un sendero, llegan a la puerta de las cuevas. Primera instrucción: nada de fotos. De esta manera, las pruebas que consigan tendrán que ser de otro modo.

Comienza la aventura…

p1030180
Salida de las cuevas de Skocjan

Se abren las puerta y, por grupos, va entrando la gente. Se sitúan casi al final de la cola. Quieren pasar desapercibidos y, aunque intentan escuchar las explicaciones del guía, mantienen la distancia. Las cuevas son enormes. Hay todo otro planeta debajo del territorio esloveno, el de las cuevas de Eslovenia. Las gargantas son tan profundas que cualquiera con un poco de vértigo se lo pensaría al pasar. Pero es todo un espectáculo ver cómo el río Reka se vuelve subterráneo a la altura de las cuevas y bajo una profundidad de 100 metros. Shhh, silencio. Solo se oye el agua del río golpear con fuerza las rocas.

Tras 6 kilómetros en la profundidad, llega el final del recorrido. Y, si las cuevas han sido espectaculares, no lo es menos su salida, con un pequeño camino al borde de una montaña y frente a una catarata. Al salir, cogen el ascensor que los llevará de nuevo a la puerta de entrada y, de ahí, hasta el Halcón Milenario. Ni rastro de Erasmo en las Cuevas de Skocjan…. seguirán buscando el resto de cuevas de Eslovenia.

p1030196
A la salida de las primeras cuevas de Eslovenia…
p1030197
Ascensor de salida de las cuevas.

Segunda parada, Cuevas de Postojna.

La visita a las primeras cuevas de Eslovenia, las cuevas de Skocjan han sido impresionantes, pero no han encontrado ninguna pista sobre Erasmo. Esto les lleva a las siguientes, las Cuevas de Postojna, a 30 kilómetros de las primeras.

Nada más aparcar la nave se dan cuenta de que estas cuevas no son como las otras. Son mucho más comerciales, aunque nunca hay que olvidar que las que son Patrimonio de la Humanidad son las cuevas de Skocjan. La entrada se puede comprar conjunta con la del Castillo de Predjama y, dependiendo de las zonas a las que entres de este recinto, el coste varía.

Tras comprar la entrada, sobre unas 30 monedas, se dirigen a la cola de entrada a las cuevas. Observan que todo el mundo a su alrededor van con ropa de abrigo en la mano y que en la puerta de entrada también la alquilan. Bueno, también avisaban del frío en las primeras cuevas y no ha sido la cosa para tanto… Esperan que aquí sea igual.

En el interior…

p1030223Nada más entrar suben a un trenecillo que recorre dos kilómetros. Aquí es donde empiezan a notar el frío. Los 10º anunciados a la entrada, junto con la velocidad del tren, hace que los chicos bajen helados de frío. A continuación, recorren otro kilómetro andando, tras las explicaciones de un droide. Estas cuevas no son tan impresionante como las primeras, pero el trencillo le da su toque divertido, quizá más adaptado a niños. Las cuevas se descubrieron hace unos 800 años, pero llevaban ahí millones.

La vuelta, la hacen de nuevo en el tren. Y, tras esto, termina la inspección de las cuevas. Se nota el nerviosismo de la Guardia Imperial y saben que están cerca de Erasmo. Estas cuevas están muy cerca del Castillo de Predjama. ¡Ahí debe estar!

p1030216

Al salir, antes de ir en busca del Halcón, deciden ir a ver al Wookiee Proteus, que se encuentra en una sala al lado de las cuevas. Aunque al principio cuesta encontrarlo, finalmente los chicos lo logran ver está. Es una especie de anguila que habita en la cuevas y que antiguamente se creía que era la cría de dragón.

Todas las pruebas apuntan al último destino… ¿conseguirán descubrir la verdad?

Última parada: Castillo de Predjama.

A tan solo 10 kilómetros de las últimas cuevas de Eslovenia visitadas se encuentra el castillo de Predjama. Nada más bajarse del Halcón Milenario, los Jedi saben que este era el sitio que buscaban. ¡Cómo no se habían dado cuenta antes!

El castillo está construido dentro de la boca de una cueva, con un precipicio de 123 metros. El lugar perfecto para que el maestro Jedi Erasmo pudiera esconderse.

p1030241
Castillo de Predjama

p1030264Entraron al castillo por la única vía posible, un puente levadizo. Había rastros de él por todas partes. Sus ropas, su cama, sus armas… Pero el castillo estaba vacío y no había ni rastro de él.

Tras una hora inspeccionando el castillo, estaban a punto de retirarse cuando… ¡un momento! Descubren una escalera que sube a una pequeña terraza y un cuartito. Y, de ahí, ¡la entrada a unas cuevas! ¡No se lo podían creer! No se lo pensaron dos veces a la hora de entrar. Esas cuevas tenían salida por la parte de atrás de la roca a otro pueblo.

La historia de Erasmo…

Erasmo había estado allí escondido un año y un día. El ejército de Federico III no había podido entrar debido a la dificultad al estar a tanta altura. El maestro Jedi y las pocas personas que convivían con él en el castillo se defendían lanzando frutas desde las ventanas. Así que los soldados pensaron en esperar fuera a que los víveres se les agotaran, ¡ya tendrían que salir! Pero, lo que no sabían era que Erasmo entraba y salía del castillo por la cueva de atrás. Ningún soldado pensó que lo lógico es que hubiera otra salida y penaban que era obra del diablo.

Y así estuvo prácticamente un año, hasta que un sirviente lo traicionó. La única zona visible del castillo era el patio por el que había que pasar para ir al aseo. Este era un anexo al castillo. Al sirviente le pudo la avaricia se dejó chantajear diciéndole a los soldados que avisaría encendiendo una vela en la habitación de Erasmo cuando él se levantara para ir al baño. Y así lo hizo. Después de un año y un día, Erasmo murió cuando la bala de un cañón hizo estallar el baño mientras hacía sus necesidades…

Tras explorar dos cuevas de Eslovenia y un magnífico castillo, pero entristecidos con este final, los jóvenes Jedi salen del castillo para montar de nuevo en el Halcón y emprender camino a Ljubliana, capital eslovena, ¿qué aventuras les deparará esta hermosa ciudad?

Leer Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste.

p1030276-2

About Irene Saiz Olivares

Te puede interesar

Alsacia (día 2). Estrasburgo.

Tras el increíble y pintoresco día de ayer, visitando esos pueblos de cuento como Eguisheim, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *