Road Trips – Maki On Road http://makionroad.es Blog de viajes Mon, 12 Jun 2017 17:33:54 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.7.7 Alsacia (día 3). Haut-Koenigsbourg, Riquewihr y Kayserberg. http://makionroad.es/alsacia-dia-3-haut-koenigsbourg/ http://makionroad.es/alsacia-dia-3-haut-koenigsbourg/#comments Mon, 12 Jun 2017 17:16:15 +0000 http://makionroad.es/?p=2057 Comienza nuestro tercer día por los pueblo de la Alsacia francesa. Tras un primer día por Mulhouse, Eguisheim y Obernai y un segundo en Estrasburgo, hoy nos toca conocer el castillo de Haut-Koenigsbourg y los pueblos de Riquewihr y Kayserberg antes de hacer noche en Colmar. El castillo de Haut-Koenigsbourg. Sobre las 9:30 de la …

La entrada Alsacia (día 3). Haut-Koenigsbourg, Riquewihr y Kayserberg. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Comienza nuestro tercer día por los pueblo de la Alsacia francesa. Tras un primer día por Mulhouse, Eguisheim y Obernai y un segundo en Estrasburgo, hoy nos toca conocer el castillo de Haut-Koenigsbourg y los pueblos de Riquewihr y Kayserberg antes de hacer noche en Colmar.

El castillo de Haut-Koenigsbourg.

Sobre las 9:30 de la mañana salíamos del hotel, tras quitarle al coche una gruesa capa de hielo con un raspador que nos han dejado unas chicas del coche de al lado. ¡Vaya noche helada ha tenido que hacer!

Eran las 10:20 cuando llegábamos al castillo tras recorrer una carretera preciosa de curvas. Aunque todo el camino lo hemos pasado con mucha niebla y los campos estaban congelados. El castillo de Haut-Koenigsbourg se encuentra en lo alto de una colina y , así que las vistas deben ser aún más espectaculares sin niebla.

Vistas de camino al castillo
Vistas de camino al castillo
Vistas desde las afueras del castillo
Vistas desde las afueras del castillo

Pensábamos que a esa hora seríamos de los primeros en llegar… ¡pero no! Ya había una fila de coches aparcados delante nuestra. Aún así, aparcar no fue difícil, los coches se van dejando en la orilla de la carretera. El problema es que cuanto más tarde, más lejos lo tienes que dejar y el trayecto hasta la entrada en es subida.

Aparcado el coche, nos dirigimos a la entrada. Las vistas por el camino eran espectaculares porque había nubes bajas cubriendo todo el paisaje y le daba un aire siniestro al castillo.

La entrada al castillo Haut-Koenigsbourg cuesta 9 euros y tienen guías en todos los idiomas… Y cuando digo todos… son todos… ¡hasta en esperanto! Según los carteles, había audioguías, pero ni nos las ofrecieron ni vimos a nadie con ellas. El recorrido del castillo está marcado y no puedes salirte mucho de él. También para no hacerte un lío con los pasillos… ¡qué construcciones más raras hacían antes!

castillo de Haut-Koenigsbourg
Castillo de Haut-Koenigsbourg
Patio del castillo de Haut-Koenigsburg
Patio del castillo de Haut-Koenigsbourg

Los primeros cimientos del Castillo de Haut-Koenigsbourg datan de 1147. Se pueden visitar gran parte de las dependencias. Entre las cosas que más nos llamaron la atención fueron unas chimeneas de azulejos verdes, de época posterior, claro. Pero creo que mi estancia favorita es la de la sala de trofeos. Más que nada por lo original que me pareció. Evidentemente, los trofeos no eran copas ni medallas, sino cuernos de ciervos. Las lámparas también estaban hechas de huesos de animales.

Interior del castillo de Haut-Koenigsburg
Interior del castillo de Haut-Koenigsbourg
Lámparas con sus trofeos
Lámparas con sus trofeos

La visita nos ha llevado una hora y media y sobre las 12 estábamos ya en el coche almorzando las sobras de la noche anterior… ¡qué hambre teníamos!

Otro bello pueblo, Riquewihr.

Coche en marcha y el siguiente destino era otro pueblo típico de la Alsacia: Riquewihr. Apenas consta de una calle principal…  ¡pero qué calle! De ella, salen otras más pequeñas por las que callejear. La decoración navideña de su calle más importante está muy lograda, creo que es la que más me ha gustado de las vistas hasta ahora.

El coche lo hemos dejado en un pequeño terreno de arena que hay pegado a la rotonda que da acceso al pueblo. Más cerca de la entrada a Riquewihr hay algunos aparcamientos más, pero de pago y hasta arriba porque son muy pequeños. Aún así, son apenas diez minutos a pie los que separan el pueblo de la rotonda. Una vez dentro, cuando lo recorrimos por su calle principal hasta arriba, descubrimos que por la otra entrada también hay más aparcamientos.

Riquewihr está apenas a media hora del castillo, por lo que a la 1 estábamos ya recorriendo esa preciosa calle cuesta arriba. A la entrada, hay un plano grande del pueblo con un posible recorrido para hacer, aunque ya sabemos que lo guay de estos pueblos es perderse en ellos sin rumbo fijo.

Las casas son un poco más grandes que las que vimos el primer día y en los establecimientos vendían todo tipo de productos de la zona, aunque lo que más vimos fue gente saliendo con botellas y cajas de vino… ¡habrá que probarlo! Y es que el pueblo se encuentra entre unos inmensos viñedos que hoy estaban helados.

Se hacía la hora de comer y, tras intentarlo en un par de sitios que ya estaban llenos, nos hemos alejado un poco del centro, metiéndonos por una calle a mano izquierda justo antes del arco de salida del pueblo. Había pizzas, pasta y tostas de queso de cabra. También ensaladas y caldos (lo favorito de Rosi, que no falla una). La comida a los cinco nos ha costado 70 euros.  No estaba tan buena como la de ayer… ¡pero nos ha valido!

Tras la comida, últimas compras de chocolate y a coche de nuevo.

Riquewihr
Vistas de Riquewihr desde la puerta norte
Riquewihr
Calle principal de Riquewihr
Riquewihr
Calles aledañas de Riquewihr

Frío, mucho frío en Kayserberg.

Apenas 15 minutos separan los dos pueblos y pasadas las cuatro estábamos ya en Kayserberg. A orillas del pueblo hay aparcamientos por 2 euros para todo el día.

Aunque llegamos al pueblo de día, pronto se empezaron a encender las luces de las casas. ¡Qué bonitos son estos pueblos de noche! Si no fuera por el frío… porque no recuerdo haber pasado más frío en mi vida… Llevamos todos el día entre -1 y -5 grados. Así que nada mejor que un vino caliente para entrar en calor. O, al menos, para calentar las manos… los venden en muchos puestos.

Este pueblo también es pequeñito pero, a diferencia de los que hemos visto estos días, el río que lo atraviesa le da un encanto especial. Aunque siempre nos pasa lo mismo con el último pueblo del día, el cansancio y el frío hace que lo veamos más deprisa. Aún así, una buena sesión de fotos y unos crepes han caído. Eso y una visita a una tienda justo al lado del río de relojes de madera preciosa.

Apenas 10 minutos nos separaban de Colmar y, en cuanto hemos dejado las cosas en el apartamento (algo que parecía una odisea), hemos salido a cenar. El lugar elegido ha sido “La Pergola” donde hemos comido unas pizzas y unos escalopes muy buenos. La decoración es muy original, lleno de brujas que cuelgan en el techo. Lástima que no dejaran hacer fotos… La cena, los 5 por 88 euros. Y tras esto, a descansar, ¡que mañana toca descubrir Colmar!

Anocheciendo en el pueblo
Anocheciendo en el pueblo
Anocheciendo en el pueblo
Anocheciendo en el pueblo

¿Quieres seguir leyendo el resto de días por la ruta de Alsacia? Pincha en el enlace.

Día 1. Mulhouse, Eguisheim y Obernai.

Día 2. Estrasburgo.

La entrada Alsacia (día 3). Haut-Koenigsbourg, Riquewihr y Kayserberg. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/alsacia-dia-3-haut-koenigsbourg/feed/ 1
Eslovenia y Croacia. Episodio VI. Zagreb. http://makionroad.es/eslovenia-y-croacia-episodio-vi-zagreb/ http://makionroad.es/eslovenia-y-croacia-episodio-vi-zagreb/#respond Wed, 26 Apr 2017 18:56:59 +0000 http://makionroad.es/?p=1806 Hace muchos años, en una Galaxia muy, muy lejana… Y… ya vamos por el tercer país, ¡Croacia! Tras descubrir Trieste (Italia), las cuevas y lagos de Eslovenia, Liubliana y Maribor (Eslovenia), la siguiente parada del Halcón Milenario será Zagreb, capital de Croacia. ¿Una de fútbol? Tras hora y media de vuelo en el Halcón Milenario …

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio VI. Zagreb. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Hace muchos años, en una Galaxia muy, muy lejana…

Y… ya vamos por el tercer país, ¡Croacia! Tras descubrir Trieste (Italia), las cuevas y lagos de Eslovenia, Liubliana y Maribor (Eslovenia), la siguiente parada del Halcón Milenario será Zagreb, capital de Croacia.

¿Una de fútbol?

Tras hora y media de vuelo en el Halcón Milenario (116 km), los Jedi llegan a la capital croata. Antes de aparcar la nave en su alojamiento, tienen preparada su primera visita: el estadio Maksimir, donde juega el Dinamo de Zagreb, situado al Este de la ciudad. Tienen la intención de recorrerlo por dentro y ver sus instalaciones, pero la mañana no iba a comenzar del todo bien… Y es que el soldado imperial que franquea la puerta no les permite el paso. El estadio no es visitable, les dice.

Pero ellos han venido hasta aquí con una idea y no se irán sin, al menos, intentar conseguirla. Así que comienzan la inspección dando una vuelta al estadio, aunque sea por fuera, rodeándolo, para ver dónde encuentran la mejor vista. Comienzan a andar y la valla que les separa del campo está tan lejos, que apenas pueden ver nada, excepto por uno de sus lado, por donde se alarga un pequeño camino que les acerca un poco la vista y donde encuentran una pequeña caseta con la puerta abierta. Mientras el resto de Jedi debaten sobre qué hacer, Tomy decide “pasarse” por la puerta abierta e inspeccionar qué hay allí. En apenas diez minutos, lo ven salir y les dice que vayan para la puerta principal, que les van a dejar pasar.

Estadio del Dinamo de Zagreb
Estadio del Dinamo de Zagreb

Al entrar a la caseta, Tomy se había encontrado con dos soldados rebeldes que decían tener contactos con el estadio. Ellos harían una llamada para que les dejasen pasar y otra para que un droide les enseñara las principales instalaciones. Y así fue. Los Jedi consiguieron entrar y pudieron estar a pie de campo. Ese campo que antes pisaron Luka Modric y Mateo Kovacic. Pudieron ver los banquillos, las gradas y la sala de prensa.

Estadio del Dinamo de Zagreb
Estadio del Dinamo de Zagreb
Banquillo
Banquillo
Sala de prensa
Sala de prensa

Paseo por el Imperio Austrohúngaro

Después de esta primera parada, van directos a su alojamiento a dejar sus cosas. Y comienzan a explorar Zagreb por la llamada Herradura Verde. Se trata de una enorme área en forma de U al sur de la ciudad compuesta por unas 8 manzanas de parques, jardines y paseos arbolados. Nada mejor que un paseo por la zona para ver edificios de la época del Imperio Austrohúngaro. ¡Qué bonitos son! El paseo dura más de lo previsto por que la zona es enooooorme y cada edificio merece ser disfrutado.

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

"<yoastmark

De ruta por el caso histórico

Bonito paseo y ahora se dirigen hacia la Plaza Ban Jelačić, centro neurálgico de Zagreb, donde su elemento más destacable es la estatua de Josip Jelačić, que fue un destacado general del Imperio austriaco, conocido por su intervención en la abolición de la servidumbre en Croacia.

Llega la hora de tomar camino hacia el norte, para toparse con el mercado Dolac, un mercado al aire libre tradicional (desde 1930) donde se pueden encontrar todo tipo de productos locales, desde verduras, frutas y carnes, hasta flores y artesanía. Pero, para no variar y tal y como ya les ha ocurrido en otras ocasiones, llegan tarde y ya están los puestos quitados. En uno de sus lados se puede ver la escultura de Petrica Kerempuh, un personaje literario nacido de las manos del poeta croata Miroslav Krleza.

Hacia el Estese sitúa la Catedral de Zagreb, localizada desde toda la ciudad debido a sus dos enormes torres góticas. El templo original fue construido en 1093, pero entre invasiones y terremotos, ha tenido que ser reconstruido desde cero varios veces. Muy cerca de allí, la iglesia de San Francisco.

Plaza Ban Jelačić
Plaza Ban Jelačić
Catedral de Zagreb
Catedral de Zagreb

El otro lado de la ciudad de Zagreb

¿Dónde vamos?
¿Dónde vamos?

Para pasar al lado Oeste de la ciudad, datraviesan calle Tkalčića, animadísima calle con decenas de terrazas y un gran ambiente a cualquier hora. Una vez en esta calle… ¡no querían salir! Y con razón… ¡qué ambiente! Terrazas y más terrazas… ¡con lo que le gustan a ellos! Aunque ahora no es el momento de sentarse a descansar, a la tarde, tras terminar su ruta, acabarán aquí la jornada, nada mejor que con una cerveza y viendo un partido entre equipos croatas.

Aquí se encuentra también la escultura de Marija Juric Zagorka, la primera periodista profesional en Croacia y defensora de los valores del feminismo en los primeros años del siglo XX. Pero, además de disfrutar del paseo, la comida y la cerveza, nada mejor que pasear por las callejuelas perpendiculares, donde se encuentrar bonitos rincones que explorar.

Tras comer toca explorar la parte Oeste de la ciudad. Lo primero que ven aquí es la Puerta de Piedra, la única de estas antiguas puertas de la ciudad que se conserva hoy en día. Se le atribuyen poderes milagrosos ya que se salvó inexplicablemente de un incendio ocurrido en 1731. Por ello, dentro hay una especie de altar.

Calles con encanto en Zagreb
Calles con encanto en Zagreb
Terraceo que enamora
Terraceo que enamora
Puerta de piedra
Puerta de piedra

¿Tenéis el corazón partío?

Tras pasar la puerta, lo siguiente con lo que se encuentran es con la Iglesia de San Marcos. Sin duda el símbolo de Zagreb. La iglesia de San Marcos se caracteriza por su bonito tejado, que representan el escudo del Reino tripartito de Croacia, Dalmacia y Eslavonia y el de la ciudad de Zagreb.

La siguiente parada es un curioso museo, el Museo de las Relaciones Rotas, una de las visitas más originales de la ciudad. La entrada cuesta unos 4 euros y, aunque al principio puede parecer un poco ñoño, a los chicos les gusta bastante y pasan un rato muy entretenido.

Junto al Museo de las Relaciones Rotas, tenemos la Torre Lotrščak, construida como parte de la muralla defensiva. Está situado en una de las zonas más agradables para pasear, el Paseo Strossmayer (Strossmayerovo šetalište), desde el cual se tienen unas magníficas vistas de la ciudad. Hay puestecillos de gente vendiendo cosas y algunos bancos para sentarse a descansar. Cuenta la leyenda que un cañonazo lanzado desde allí salvo la ciudad del ataque de los Otomanos, pues el disparo fue a caer en el plato del dirigente del ejército y, aterrado, canceló el ataque a la ciudad. En conmemoración, todos los días a las 12 de la mañana se dispara un cañón.

Catedral de St. Mark
Iglesia de San Marcos
Museo de las Relaciones Rotas
Museo de las Relaciones Rotas
 Torre Lotrščak
Torre Lotrščak desde el Museo de las Relaciones Rotas
Paseo Strossmayer
Paseo Strossmayer
Vistas de Zagreb desde lo más alto.
Vistas de Zagreb desde lo más alto.

¿Quieres conocer el resto de aventuras durante este Road Trip?

Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste.

Eslovenia y Croacia. Episodio II. Cuevas eslovenas y castillo de Predjama.

Eslovenia y Croacia. Episodio III. Liubliana.

Eslovenia y Croacia. Episodio IV. Naturaleza eslovena. Sus lagos y cañones.

Eslovenia y Croacia. Episodio V. Maribor.

 

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio VI. Zagreb. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/eslovenia-y-croacia-episodio-vi-zagreb/feed/ 0
Alsacia (día 2). Estrasburgo. http://makionroad.es/alsacia-dia-2-estrasburgo/ http://makionroad.es/alsacia-dia-2-estrasburgo/#respond Sun, 26 Mar 2017 21:16:14 +0000 http://makionroad.es/?p=1978 Tras el increíble y pintoresco día de ayer, visitando esos pueblos de cuento como Eguisheim, hoy toca explorar a tope la capital de la Navidad: Estrasburgo. Es una pena que los mercados navideños los quitaran un par de días antes de nuestra llegada (26 de diciembre) porque estoy segura de la ciudad luciría aún más …

La entrada Alsacia (día 2). Estrasburgo. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Tras el increíble y pintoresco día de ayer, visitando esos pueblos de cuento como Eguisheim, hoy toca explorar a tope la capital de la Navidad: Estrasburgo. Es una pena que los mercados navideños los quitaran un par de días antes de nuestra llegada (26 de diciembre) porque estoy segura de la ciudad luciría aún más espectacular.

Un buen desayuno para coger fuerzas.

El día de ayer fue agotador, por lo que hoy no hemos madrugado mucho. Habíamos quedado a las 9 para salir pero se nos ha hecho un poco más tarde. Antes de partir, hemos pasado por recepción a reclamar los 10 euros que habíamos pagado del parking ya que no pudimos aparcar el coche porque estaba lleno. Esta mañana ha habido más suerte y lo hemos podido dejar.

Cafetería donde desayunamos
Cafetería donde desayunamos

Casi a las 9:30 salíamos del apartahotel y nuestra primera parada iba a ser para desayunar. Nada más cruzar el río para adentrarnos en el centro de la ciudad, hemos visto un sitio muy cuco para poder llenar el estómago. Tenían un escaparate lleno de cosas con muy buena pinta. Pero nosotros somos muy clásicos y hemos ido los cinco a por un cruasán para cada uno… ¡estamos en Francia! Eso y un vaso de leche con una piruleta de chocolate que tienes que meter en la leche para que se derrita. Al final queda una mezcla de cola cao y chocolate… ¡riquísimo! Eso sí, pagamos 33 euros entre los 5. La cafetería tiene una planta arriba con una cristalera y vistas al río. Ningún lugar mejor para cargar las energías del día.

¡Desayuno energético!
¡Desayuno energético!

La parte más pintoresca de Estrasburgo.

Ya con el estómago lleno comienza la ruta por Estrasburgo. Empezamos a pasear rodeando el río y con lo primero que nos encontramos es con la iglesia Saint Pierre Le Vieux, que tiene una parte católica y otra protestante. En realidad son como dos iglesias una pegada a la otra, bien diferenciada, pero no hemos podido pasar a ninguna.

Seguimos, siempre llevando el río a nuestra derecha, perdiéndonos por las calles de la ciudad. Al poco, llegamos a una preciosa zona de canales y puentes, conocida como la Petit France, ¡qué bonita! Para cruzar uno de los canales hemos usado un puente cubierto por el que puedes pasar por dentro o por arriba. Sin duda, las vistas desde lo alto merecen mucho más la pena.

Una vez en la otra parte del río, nos perdemos por estas bonitas calles. Entre callejuelas y casas de cuento hemos descubierto uno de nuestros rincones favoritos de la ciudad, donde han caído cientos de fotos… ¿Qué os parece a vosotros? ¿No os quedaríais aquí siempre?

iglesia Saint Pierre Le Vieux
Iglesia Saint Pierre Le Vieux
Desde lo alto del puente cubierto
Desde lo alto del puente cubierto
Preciosas vistas de los canales
Preciosas vistas de los canales
Vistas de los canales
Vistas de los canales
Nuestro rincón favorito, ¿se nota?
Nuestro rincón favorito, ¿se nota?
No nos queremos marchar de aquí
No nos queremos marchar de aquí

La alucinante catedral de Notre Dame de Estrasburgo.

Decoración en Estrasburgo
Decoración en Estrasburgo

Una vez conseguimos alejarnos un poco de este encantador lugar, comenzamos a ver, a lo lejos, la torre de la catedral de Estrasburgo, la de Notre Dame, así que nos hemos dejado llevar hasta ella. Callejeando en su dirección, a orillas del río, encontramos otra de las zonas más navideñas de la ciudad. Se trata de la Rue du Maroquin, llena de tiendas de souvenirs y restaurantes decorados a más no poder. Aquí la gente se agolpa para hacer fotografías a las fachadas de la calle que llevan a la plaza de la catedral.

Tras atravesar la marabunta de personas llegamos a la catedral. No exagero si digo que me pareció espectacular. ¡Qué fachada tan bonita! Se empezó a construir en 1015 y se acabó 4 siglos después. Pero es que algo tan increíble lleva su tiempo. Una cola de 45 minutos y 330 escalones es lo que no separa de su torre y no dudamos en subir hasta arriba. ¡Cómo nos gustan las alturas!

Una vez arriba, no son las mejores vistas que haya visto nunca, pero dicen que en días muy claros se puede ver hasta la Selva Negra. La verdad es que el día claro estaba, lo que ocultaba las vistas a lo lejos era la gran cantidad de contaminación que se veía. En el centro de la terraza de lo más alto a lo que se pude subir de la torre hay un pequeño mapa circular que te indica qué se pude ver alzando la vista a cada lado.

Decoración en Estrasburgo
Decoración en Estrasburgo
Catedral de Estrasburgo
Catedral de Estrasburgo
Catedral de Estrasburgo
Catedral de Estrasburgo
Catedral de Estrasburgo
Catedral de Estrasburgo
Torre alta de la catedral desde lo alto del mirador
Torre alta de la catedral desde lo alto del mirador
Mapa circular
Mapa circular
Vistas al bajar de la torre
Vistas al bajar de la torre

Llega nuestra hora favorita… ¡la de comer!

De nuevo abajo ya va siendo la hora de comer (la hora de comer aquí, en Francia… porque es la 1… jaja). Frente a la puerta principal de la catedral sale una calle llena de restaurantes. Desde la calle, mirando hacia la catedral, sale una de las fotos más chulas de la ciudad, la catedral de Estrasburgo entre una de sus calles con esas fachadas tan pintorescas.

Elegimos uno de los restaurantes de esta calle para comer. Nada más entrar tiene en la pared la foto que hemos estado un buen rato intentando sacar de la catedral. Claro que en la del restaurante no hay gente y está perfecta. Nos suben a la planta de arriba y nos sirve un camarero que habla español. ¡Qué suerte! Porque ya era difícil encontrar alguno que hable inglés…

Para comer pedimos al centro foi gras (es obligatorio probarlo aquí en Francia) y unas hamburguesas alsacianas. Lo que las hacían alsacianas era el queso que llevaba, que era típico de la zona. La verdad es que estaba buenísima. Y de beber, la birra de Noel, que es una cerveza especial que sacan en Navidad. Su vaso típico para servir tiene forma de bota, pero no es todos los restaurantes te lo ponen. Estuvimos a nada de llevárnoslo de souvenir… La comida nos costó 124 euros. La más cara hasta el momento, ¡pero muy rico todo!

Hamburguesa alsaciana
Hamburguesa alsaciana
Birra de Noel
Birra de Noel
Nuestra foto estrella de la catedral
Nuestra foto estrella de la catedral

Seguimos la ruta por Estrasburgo

Tras la comida fuimos directos a ver la catedral por dentro. Las vidrieras son enormes y espectaculares. Está abarrotada de gente pero eso no impide que podamos disfrutarla igualmente. Al fondo, hay una sala con un impresionante reloj. Cada cierto tiempo empiezan todos sus muñecos a moverse y entonces el que no te puedes mover ere tú de la gente que hay. Pero merece mucho la pena verlo.

Tras salir de la catedral, cogemos una de las calles que sale de la plaza, justo la que queda a la derecha de iglesia según sales por la puerta principal (rue des Orfèvres). Es una calle llena de tiendas y de luces de navidad. Es un espectáculo. La calles es estrechita y está llena de gente pero, más que caminando, ¡haciendo fotos! Así que es casi imposible hacerse una…

Al terminar la calle, nos topamos con la Iglesia du Temple Neuf y, de ella, sale una plaza alargada (Place Broglie) que nos llevará a la Ópera. Y, al cruzar el río, a la Plaza de la República. Aquí nos encontramos con una ciudad diferente. La parte más centroeuropea está latente ante nosotros. Edificios de carácter imperial dominan nuestras vistas: el Palais du Rhin, la Biblioteca y el Palacio Nacional, entre otros.

Empieza a anochecer y aún nos queda por ver la Iglesia de Sanit Paul, construida entre 1892 y 18971 durante la época del Territorio Imperial de Alsacia y Lorena. Echamos a andar por la avenida de la Libertad y, entre el cruce del río  con un canal (o eso parce) vemos cómo destaca su gran altura. Sobre todo para lo pequeña que es. Algo que llama la atención también es su gran número de puertas, resultado de la necesidad de acomodar personal militar, incluyendo al emperador, en caso de que él llegara.

Vidrieras de la catedral
Vidrieras de la catedral
Reloj de la catedral
Reloj de la catedral
Reloj de la catedral
Reloj de la catedral
Rue des Orfèvres
Rue des Orfèvres
Edificios de la Plaza de la República
Edificios de la Plaza de la República
Edificios de la Plaza de la República
Edificios de la Plaza de la República
Edificios de la Plaza de la República
Edificios de la Plaza de la República
Iglesia de Saint Paul
Iglesia de Saint Paul

 Terminamos el día en una extraña iglesia…

Ahora sí que es ya de noche y nos queda volver al centro. Vamos a orillas de Río III hasta que en uno de sus puentes cruzamos para encaminarnos a la última parada, la Iglesia protestante de Saint Pierre le Jeune. Para ello volvemos a cruzarnos con la Plaza de la Catedral, igual de bonita de noche que de día y la con plaza Kleber, que ya vimos anoche cuando llegamos con su inmenso árbol de Navidad.

Por fuera la iglesia no llama a atención. De hecho, entramos porque hacía mucho frío y nos vendría bien un poco de calorcito. Pero por dentro… no se parecía a ninguna iglesia que hubiera visto antes. Todas las paredes pintadas (aunque les hacía falta un repaso). Había una especie de altar muy raro. Diferente a uno tradicional y, detrás de él, otra sala. Allí nos dirigimos. La sala tenía imágenes muy extrañas y una especie de ángel sentado en una silla. Creo que ningunos duramos ahí más de un minuto… Para colmo, cuando fuimos hacia la puerta para irnos, ¡estaba cerrada! Menos mal que el encargado de la iglesia tardó apenas dos segundos en aparecer y no nos dio tiempo a asustarnos… jajaja.

Ya eran más de las 7 de la tarde. Nuestra visita a Estrasburgo había terminado. Llegaba la hora de ir pensando qué cenar e irnos para el apartamento a descansar. Mañana tocaba otro largo día.

 Iglesia protestante de Saint Pierre le Jeune
Iglesia protestante de Saint Pierre le Jeune
 Iglesia protestante de Saint Pierre le Jeune
Iglesia protestante de Saint Pierre le Jeune

¿Quieres seguir leyendo el resto de días por la ruta de Alsacia? Pincha en el enlace.

Día 1. Mulhouse, Eguisheim y Obernai.

Día 3. Haut-Koenigsbourg, Riquewihr y Kayserberg.

La entrada Alsacia (día 2). Estrasburgo. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/alsacia-dia-2-estrasburgo/feed/ 0
Eslovenia y Croacia. Episodio V. Maribor. http://makionroad.es/eslovenia-croacia-episodio-v-maribor/ http://makionroad.es/eslovenia-croacia-episodio-v-maribor/#respond Sun, 05 Feb 2017 19:20:09 +0000 http://makionroad.es/?p=1772 Hace mucho tiempo, en una Galaxia muy, muy lejana… Los Jedi continúan por tierras eslovenas. Tras aventurarse en sus cuevas y castillos, bañarse en sus lagos y descubrir su encantadora capital, se dirigen a la última parada de este país: Maribor. 179 kilómetros separan Liubliana de Maribor que el Halcón Milenario recorre en algo menos …

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio V. Maribor. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Hace mucho tiempo, en una Galaxia muy, muy lejana…

Los Jedi continúan por tierras eslovenas. Tras aventurarse en sus cuevas y castillos, bañarse en sus lagos y descubrir su encantadora capital, se dirigen a la última parada de este país: Maribor.

179 kilómetros separan Liubliana de Maribor que el Halcón Milenario recorre en algo menos de 2 horas. Disponen de apenas 24 horas para conocer la ciudad y deben ponerse manos a la obra cuanto antes.

¿Qué esconde Maribor?

Nada más cruzar el río Drava, los Jedi se internan en la plaza Mayor se encuentran ante un conjunto de edificios, entre los que destaca el antiguo ayuntamiento renacentista de 1565. En el centro, se levanta la más impresionante columna votiva, que recuerda la plaga de peste que arrasó la ciudad. Durante la Edad Media, esta plaza fue la plaza del mercado.

La plaza les encanta y dedican un tiempo a echar fotos. Después de un ratito, se internan por la calle Postna. Es una calle con terracitas que a esta hora aún no tiene mucho ambiente, pero cuando cae la tarde se llena de gente (y lo han comprobado). Al final de la calle se encuentra la plaza Slomškov (vaya nombres… ¡¡así es imposible aclararse!!) donde se sitúa la Catedral (siglo XIII y dedicada a San Juan Bautista) junto con otros edificios casi igual de impresionantes: Cruzando el parque, encuentran la Universidad de Maribor que acoge la Biblioteca. Junto a ella, la Catedral y un llamativo edificio con la fachada pintada de verde, que corresponde a la oficina central de correos y al este, la plaza el Teatro Nacional.

Río Drava.
Río Drava.
Plaza Mayor
Plaza Mayor
Catedral
Catedral
plaza Slomškov
Plaza Slomškov.

Tras disfrutar de esta bonita plaza, los chicos caminan hacia la espalda de la Catedral. Esas calles les dirigirán hasta plaza Grajski. Aquí se encuentra el Castillo de Maribor, construido en el mismo lugar donde había una fortaleza medieval y que actualmente alberga el Museo Regional. Y, en el centro, se levanta una columna dedicada a San Florián, el patrón de los bomberos.

La última parada antes de comer es la plaza Svobode o plaza de la Libertad, donde se sitúa la iglesia franciscana y la bodega Vinag. Los chicos querían pasar a ver la bodega pero a esa hora estaba ya cerrada. Estos europeos tienen unos horarios más raros… Esta plaza es un lugar de encuentro para los habitantes de Maribor, concretamente junto al monumento conmemorativo NOB, llamado popularmente Kojak, por recordar la cabeza afeitada del famoso detective interpretado por Telly Savalas. Conmemora a lo caídos en la II Guerra Mundial.

Castillo de Maribor.
Castillo de Maribor.
Monumento conmemorativo.
Monumento conmemorativo.
Calles de Maribor.
Calles de Maribor.

Las tripas avisan…

Al fondo, las mesas de Takos.
Al fondo, las mesas de Takos.

Pero… ¡qué hambre! Los chicos buscan algún lugar para comer y la zona que más les atrae es a la orilla del río. En el alojamiento han encontrado unos mapas muy chulos de distintas ciudades, entre ellas Maribor. Estos mapas están hechos por jóvenes de la ciudad y, además de las cosas más importantes que visitar en la ciudad, también recomiendan muchos bares y restaurantes. Una de las zonas recomendadas es el paseo del río. Distintos bares con terrazas muy bien decorados ofrecen sus menús. Al final se deciden por un mexicano, el Tako´s, en una callejuela inclinada que sale a mano derecha desde el paseo del río. La comida en sí no es gran cosa, pero la decoración y una Corona a esas horas valen la pena.

Y para el postre, ahora sí que eligen terracita a las orillas del río. La heladería se llama Piranha y los helados están riquísimos. Sobre todo el de plátano, ¡de los mejores que han probado nunca!

 

Terrazas del paseo del río.
Terrazas del paseo del río.
El mejor helado de plátano del mundo.
El mejor helado de plátano del mundo.

Ahora sí, con el estómago lleno y bastante dulce, nada mejor que un paseo por la parte más cerca al río, donde se encuentran con la Torre del Agua y, justo enfrente, la de los Judíos, que antiguamente estaba unida a la anterior. Justo detrás, se sitúa la sinagoga antigua que recuerda que la comunidad judía, aunque no muy numerosa, fue muy influyente en Maribor y la que financió el desarrollo de la ciudad.

Torre del agua.
Torre del agua.
Torre de los judíos.
Torre de los judíos.

¿A qué rinden homenaje los habitantes de Maribor?

Vid más antigua del mundo.
Vid más antigua del mundo.

Pues sí, parecen españoles… homenajeando a una vid… En la misma orilla del río, se encuentra el Stara trta, el verdadero símbolo de la ciudad. Se trata de la vid más antigua del mundo (tiene aproximadamente unos 400 años de antigüedad) y es, sin duda, uno de los lugares más visitados y fotografiados de Maribor. No ha habido enfermedad, plaga ni guerra que haya podido acabar con ella. Por ello, los habitantes de Maribor le construyeron una casa (Hisa Stare trte) y allí pusieron un museo. Sus ramas están repartidas por distintas partes del mundo, desde el castillo de Liubliana hasta el museo del vino de París.

Y estando aquí, es imposible irse sin haber probado su vino. En la misma casa de la vid hacen catas de vino (3 vinos, 4 euros) y no pueden evitar la tentación de hacerlo. La cata apenas dura 20 minutos y, aunque el chico les explica en español todo sobre cada vino, les sabe a poco. Demasiado rápido y dando la impresión de que quería acabar cuanto antes…

La tarde se echa encima y la mejor manera de decirle adiós es disfrutando de su ambiente. Los Jedi vuelven a la calle Postna, esta vez sí que abarrotada de gente y se sientan en una de sus terrazas. Nada mejor que finalizar el día con una buena cerveza en la mano y, aunque de momento Maribor ha sido la parada más floja del viaje, ahora se despiden de la ciudad de la mejor de las maneras.

Maribor.
Maribor.

Continúa leyendo el resto de aventuras por Tierras eslovenas y croatas de nuestros Jedi…

Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste.

Eslovenia y Croacia. Episodio II. Cuevas eslovenas y castillo de Predjama.

Eslovenia y Croacia. Episodio III. Liubliana.

Eslovenia y Croacia. Episodio IV. Naturaleza eslovena. Sus lagos y cañones.

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio V. Maribor. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/eslovenia-croacia-episodio-v-maribor/feed/ 0
Alsacia (día1). Mulhouse, Eguisheim y Obernai. http://makionroad.es/viaje-alsacia-dia1-mulhouse-eguisheim-obernai/ http://makionroad.es/viaje-alsacia-dia1-mulhouse-eguisheim-obernai/#respond Sun, 22 Jan 2017 20:47:07 +0000 http://makionroad.es/?p=1746 Érase una vez una joven llamada Bella que vivía en un pequeño y precioso pueblo francés… Así podría empezar perfectamente el cuento de la Bella y la Bestia. Aunque lo difícil es elegir a cuál de los pueblos de la Alsacia francesa se refiere. Y es que hemos pasado unas auténticas Navidades de Cuento. Mulhouse, de …

La entrada Alsacia (día1). Mulhouse, Eguisheim y Obernai. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Érase una vez una joven llamada Bella que vivía en un pequeño y precioso pueblo francés… Así podría empezar perfectamente el cuento de la Bella y la Bestia. Aunque lo difícil es elegir a cuál de los pueblos de la Alsacia francesa se refiere. Y es que hemos pasado unas auténticas Navidades de Cuento.

Mulhouse, de pueblo de paso a grata sorpresa.

Eran las 8:30 de la mañana y ya estábamos desayunando. ¡Qué ganas teníamos de empezar nuestra ruta de pueblos! Anoche llegamos tarde al hotel y solo dio tiempo a un rápido vistazo de Mulhouse y ya nos enamoró. Aunque no había nadie por las calles y las luces estaban ya apagadas (eran las 11 de la noche, como en España, vamos, en plena Navidad), su plaza principal nos había dejado muy buen sabor de boca.

En realidad, hacer noche en Mulhouse había sido más parada táctica que otra cosa. El vuelo llegaba tarde al aeropuerto de Basel – Mulhouse – Freiburg (sí, triple aeropuerto) y este era uno de los pueblos más cercanos. Y, tras habernos dejado boquiabiertos anoche, no podíamos irnos sin visitarlo.

Mulhouse
Mulhouse

Apenas unos minutos antes de la 10 los puestos del mercadillo de la Plaza de la Reunión comenzaban a abrir. En ese momento nos arrepentimos de haber desayunado en el hotel. Solo el olor que salía de algunas casetas ya alimentaba y los trocitos que nos daban a probar de galletitas lo corroboraban.

Las calles estaban aún casi vacías y la noria no estaba en marcha, así que aprovechamos para hacer cientos de fotos. La plaza de Mulhouse es, sin duda, una de las más bonitas de la Alsacia. Con la iglesia en el centro y a sus pies el ya mercadillo navideño, un bonito carrusel y la noria. El Ayuntamiento es de color salmón y en las casitas que cierran la plaza comienza a verse el tipo de fachadas que veremos durante los días siguientes.

Ayuntamiento de Mulhouse
Ayuntamiento de Mulhouse
Plaza de la Reunión de Mulhouse
Plaza de la Reunión de Mulhouse

Mientras hacíamos tiempo a que terminara de abrirse todo el mercadillo y se llenara la plaza de un poco de ambiente, callejeamos por los alrededores de la plaza. Las calles están adornadas de una manera muy coqueta y cada escaparate cuida hasta el más mínimo detalle. Es una pena que aquí acabe la Navidad tan pronto (la mayoría de los mercadillos cierran entre el 26 y el 30 de diciembre).

No queríamos entretenernos mucho, pues aún nos esperaban varias paradas más por esta bonita parte de la Alsacia, así que sobre las 10:30 volvimos al Plaza de la Reunión para verla en todo su esplendor. Ahora sí, los puestos atendían a gente y la noria empezaba a girar. Para mí, uno de los mercadillos navideños más bonitos que había visto nunca, ¿cómo serían los que vendrían el resto de días? ¡Estaba deseando descubrirlos!

Plaza de la Reunión
Plaza de la Reunión

Eguisheim, dentro de un auténtico cuento.

Sin duda, aquí vivían Bella y Gastón. Entrar a este pueblo si que fue introducirse en un auténtico cuento. No recordaba una sensación así desde que estuve en Disneyland. Es más, solo recuerdo esas dos.

Aparcamos el coche en un aparcamiento fuera en los alrededores del pueblo. Está muy bien señalizado y cuesta 3 euros todo el día (no puedes pagar menos). La idea que llevábamos era ir primero a la oficina de turismo y pedir algún mapa y algo de información… No hubo tiempo. Subiendo por la calle que entra al pueblo se me ocurrió mirar hacia la izquierda en el primer cruce… ¡y esa fue nuestra perdición!

Casa típica de Eguisheim
Casa típica de Eguisheim
Callejuelas de Eguisheim
Callejuelas de Eguisheim
Callejuelas de Eguisheim
Callejuelas de Eguisheim

Nadie podía resistir las ganas de introducirse por esas callejuelas estrechas, con casas que parecían de chocolate y vestidas de Navidad. ¡Qué bonito! Una vez dentro de esa calle no fuimos capaces de dejarla. De vez en cuando algún establecimiento con productos caseros asomaba su barra a la calle vendiendo longaniza, galletas o bizcochos. La calle se iba curvando (para darle más encanto aún) y acabamos rodeando el pueblo y, de nuevo, en el lugar de origen. A partir de aquí sí que nos dejamos perder totalmente por sus calles. Tiene como dos especies de plazas, una donde está la iglesia y en la otra, el mercadillo navideño. Este es muy pequeño pero es que en la plaza tampoco cabía más, pues era muy pequeñita.

Entrada principal al mercadillo de navidad
Entrada principal al mercadillo de navidad
Puesto del mercadillo navideño
Puesto del mercadillo navideño

Se acercaba la hora de comer y tras preguntar en un par de sitios donde queríamos probar las famosas tartes flambées, que son como unas pizzas pero con muuuucha cebolla y masa muy finita, estaba todo a rebosar. Era la 1 y queríamos comer en horario europeo, pero iba a ser difícil.

En la parte norte de la ciudad, donde acababa el casco histórico, se encontraba el colegio y, frente a él, un par de restaurantes que daban a la carretera. Aquí tuvimos más suerte y, tras apenas esperar 10 minutos, nos dieron una mesa en un rincón muy acogedor. Se llamaba “A la ville de Nancy”. Estaba decorado con animales muy navideños y del techo colgaban posavasos con dedicatorias en forma de postales. Pedimos tres tartes flambées para los cinco, pues eran bastante grandes, y una ensalada. Salimos a poco más de 10 euros por cabeza.

Tartes Flambées
Tartes Flambées
Posavasos en el techo del restaurante
Posavasos en el techo del restaurante

Tras comer, nos dirigimos al coche “perdiéndonos” de nuevo por el Eguisheim. ¡No queríamos irnos! No sabíamos si el resto de pueblo serían tan maravillosos como este e intentamos alargar nuestra estancia lo máximo posible. Y no, salvo Colmar, este es el pueblo que más nos gustó, sin quitar mérito a los demás, pero es que este fue la joya de la corona de la Alsacia.

Ya montados en el coche, nos pusimos dirección a Obernai, donde llegamos sobre las 16:30. Era nuestra última parada antes de llegar a Estrasburgo aunque ya era casi de noche.

Eguisheim
Eguisheim
Eguisheim
Eguisheim

Obernai y su gran mercado navideño.

En Obernai fue más difícil aparcar. De hecho, lo hicimos en una calle sin mucho tráfico encima de una acera, tal y como había aparcados muchos coches. ¿No dicen que hay que adaptarse al estilo de vida del lugar que visitas? ¡Pues eso hicimos!

Una vez aparcados nos dirigimos al centro del pueblo pero, antes de entrar en él, a mano derecha, queda la muralla. Nos asomamos por curiosidad, pues estaban las tiendas de alrededor (entre ellas una panadería con muy buena pinta) decoradas con luces. Estas nos llevaron hasta cruzar la muralla, también con luces de colores. Fuera del pueblo estaba el mercado navideño. Para entrar, tuvimos que pasar un control de registro de mochila, pues se encontraba en una especie de recinto cerrado pero sin techo. Los puestos del mercadillo eran casi todos de comida: vinos calientes, caramelos y productos típicos.

Mercado de Navidad de Obernai
Mercado de Navidad de Obernai

Tras echar un vistazo, volvimos al pueblo. Ya era de noche y las luces embellecían las calles. En la plaza central, un trenecillo daba vueltas y un enorme árbol de navidad era el foco de todas las fotos. Las casas eran muy parecidas a las de Eguisheim, aunque un poco más grandes. Pero la gran diferencia estaba en sus calles. Eran más anchas y estaban asfaltadas. Pasaban coches continuamente y los establecimientos de la plantas bajas eran de cadenas de tiendas que están ahora de moda. Nada que ver con los puestecillos artesanales del pueblo anterior.

Sobre las 6 de la tarde entraba ya bien el frío, así que tras una pequeña vuelta por el pueblo volvimos al coche y pusimos rumbo a Estrasburgo, donde dormiríamos las dos siguientes noches.

Calle peatonal de Obernai
Calle peatonal de Obernai
Plaza principal de Obernai
Plaza principal de Obernai
Adornos navideños de los pueblos de la Alsacia
Adornos navideños de los pueblos de la Alsacia

De Estrasburgo solo nos dio tiempo a un reconocimiento rápido de su plaza, espectacular con el árbol de Navidad y a cenar en “Les Bons Copains”, un sitio con buena pinta que encontramos en una de las calles cercanas a la Plaza. Consiste en pequeñas tapas para compartir. Pero pequeñas, pequeñas. Aunque estaban muy buenas: mini hamburguesas (más mini que en España), una especie de rollitos de primavera, pan con ajo, queso y tomate, patatas con ajo, wraps… Pagamos algo menos de 60 euros entre los 5, pero vamos, que podríamos haber seguido comiendo un rato más.

Tras esto y un helado del McDonalds (sí, sí, un helado que pedimos para llevar al hotel) nos fuimos a la cama. Mañana nos esperaba Estrasburgo, la capital de la Navidad.

Estrasburgo, capital de la Navidad.
Estrasburgo, capital de la Navidad.

La entrada Alsacia (día1). Mulhouse, Eguisheim y Obernai. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/viaje-alsacia-dia1-mulhouse-eguisheim-obernai/feed/ 0
Eslovenia y Croacia. Episodio IV. Naturaleza eslovena. http://makionroad.es/episodio-iv-naturaleza-eslovena/ http://makionroad.es/episodio-iv-naturaleza-eslovena/#respond Wed, 09 Nov 2016 18:49:01 +0000 http://makionroad.es/?p=1519 Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana… Los Jedi continúan sus aventuras por Eslovenia. Tras visitar algunas de sus cuevas más importantes y su preciosa capital, disfrutarán de la naturaleza eslovena con el Lago de Bled, el lago Bohinj, la casacada de Savica y el cañón Vintgar. Por algo al este planeta lo …

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio IV. Naturaleza eslovena. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Los Jedi continúan sus aventuras por Eslovenia. Tras visitar algunas de sus cuevas más importantes y su preciosa capital, disfrutarán de la naturaleza eslovena con el Lago de Bled, el lago Bohinj, la casacada de Savica y el cañón Vintgar. Por algo al este planeta lo llaman el rincón verde de Europa.

Los chicos han madrugado hoy y, tras desayunar y reponer fuerzas, van a por su Halcón Milenario, que los llevará a conocer la auténtica esencia del planeta esloveno.

Cañón de Vintgar, auténtica naturaleza eslovena.

la naturaleza eslovena
Cañón

El primer sitio al que se dirigen es el cañón de Vintgar, a 65 kilómetros de Liubliana. Aunque llegan temprano, en el aparcamiento hay ya bastantes vehículos. Tras dejar su nave, se dirigen a comprar los tickets, que valen 4 euros la general y 3 si eres estudiante. La cola es de apenas 8 o 10 personas y entran pronto. Aquí, en la entrada, se encuentran los aseos y ya no hay otros hasta el final del recorrido (donde se da la vuelta).

El tramo que se recorre es de 3,2 km, 1.600 metros de ida y otros tanto de vuelta. Puede parecer poco, pero los Jedi tardaron unas 2 horas en hacer el recorrido ya que no había metro en el que no se parasen. El camino es estrecho y va pegado a las altas rocas. Las vistas son absolutamente maravillosas, una de las que más les ha gustado a los chicos de Eslovenia. El río Vintgar se introduce entre montañas dejando un paisaje perfecto.

Una vez recorrido poco más de kilómetro llegan al final del tramo. Se puede seguir pagando otra entrada y saliendo por otro camino, donde se puede ver un poquito más del cañón o volver por el mismo sitio por donde has llegado. Los chicos eligen esta opción porque es la manera más rápida de volver al coche.

Tras deshacer el camino hecho y seguir descubriendo rincones y enfoques que en la ida no habían visto, llegan de nuevo a la entrada. Esta vez la fila es enoooorme. Puede haber perfectamente más de 100 personas esperando para sacar su ticket y el parking está abarrotado. Los chicos agradecen haber madrugado…

p1030463
Recorrido del cañón
tramo del cañón
Tramo del cañón

Subida a la cascada de Savica.

Cascada de SavicaA apenas 40 km se encuentra la cascada de Savica, segunda parada del día. Dejar el Halcón Milenario aparcado les cuesta a los chicos 3 euros y la entrada a esta zona natural 2 euros a cada uno.

Nada más entrar comienzan las escaleras. Son muchas. 557 en concreto. Sí… ¡los jóvenes Jedi las contaron al bajar! Querían asegurarse de que era cierto eso de que son más de 500 escalones… Jajaja. Pero se pasan rápido. Son escalones anchos y grandes que se hacen amenos con el paisaje que tienen alrededor.

Casi sin darse cuenta, después de algo menos de media hora, llegan hasta la cascada. La subida merece la pena. La cascada es tan larga que les cuesta enfocarla con la cámara.

Tras la sesión fotográfica, comienzan el descenso. Mucho más rápido. Hacia abajo cuesta menos y el hambre aprieta. Son casi las 3 de la tarde.

Una vez abajo, ven un chiringuito donde venden bocadillos y perritos calientes. Apuestan por estos últimos a 3,60 euros cada uno. Están bastante buenos, o es que con hambre todo está bueno…

Baño en el Lago Bohinj.

Una vez con el estómago lleno, seguimos descubriendo la naturaleza eslovena. Esta vez el Halcón Milenario se dirige al Lago Bohinj. Se encuentra a apenas 6 kilómetros y los chicos llegan enseguida. La carretera bordea el lago y los Jedi aparcan el Halcón en una zona azul en la que pagan 1,5 euros por un par de horas.

La idea es tumbarse al lado del lago a descansar un poquito y disfrutar de la tranquilidad. Pero, una vez en la orilla del lago, no dudan en volver al Halcón y ponerse el bañador. ¡Es imposible resistirse a un baño! A un baño y a una sesión de fotos en el agua, claro, pues el paisaje es una auténtica pasada.

Los Jedi pasaron ahí las dos siguientes horas y si no llega a ser porque aún les quedaba un buen rato hasta su próximo destino, habrían apurado aún más su estancia. Pero llegaba la hora de partir muy a pesar de todos…

Lago Bohinj
Lago Bohinj

Última parada: Lago de Bled.

Aunque estaba llamada a ser la joya de la corona de la naturaleza eslovena, superar lo de todo el día era muy difícil. No es que el lago de Bled no impresionara a los chicos, es que ya venían tan impresionados del cañón, la cascada y el lago de Bohinj, mucho más natural y menos explotado, que nada podía superar eso.

El lago de Bled es de origen glaciar y cuenta con más de dos kilómetros de longitud, casi uno y medio de ancho y 30 metro de profundidad. Y, en el centro, la famosa isla con la iglesia. La foto más característica de la naturaleza eslovena.

Su intención era coger una barca y acercarse a la isla, pero debido a las horas ya no fue posible. ¡Maldito horario europeo! Hay dos maneras de acercarse a la isla. La primera es en una barca en la que remas tú. Estas van desde 10 a 20 euros la barca, dependiendo de dónde la cojas. Si vas a los embarcaderos más cerca de pueblo son más caros que si te alejas un poco andando. La segunda, en una barca compartida donde te llevan. Estas van desde 11 euros por persona y te dejan 50 minutos en la isla.

lago de Bled
Lago de Bled
castillo
Castillo de Beld

En lo alto de una de las montañas pegada al lago se divisa el castillo de Bled. Cuentan que es bonito verlo al atardecer. Los chicos lo dejaron para la mañana siguiente. Se puede subir andando o en coche. Arriba hay un parking donde poder dejarlo. La entrada cuesta 10 euros y en sí no tiene nada salvo las vistas. Los Jedi se dedicaron a recorrer sus alrededores buscando las mejores vistas del lago de Bled. A la izquierda del castillo hay un pequeño merendero y a la derecha, un camino que conduce a las mejores vistas… eso dicen, porque cuando los chicos quisieron ir estaba cortado por obras.Lago de Bled desde el Castillo

¿Dónde cenar?

Aunque en la calle principal de Bled hay multitud de lugares para cenar, los Jedi eligieron una pizzería que traían apuntada, Pizzería Rustika. Está en dirección al castillo, Riklijeva cesta 13. Tras esta pequeña subida llegarás con más hambre y te estarán más ricas aún las pizzas… jeje. Los chicos recomiendan la pizza que lleva ajo… ¡estaba deliciosa!

Tras llenar el estómago, pusieron rumbo a su alojamiento. Tocaba descansar, acababa el día por esta magnífica naturaleza eslovena y mañana irían a Maribor, última parada de este país.

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio IV. Naturaleza eslovena. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/episodio-iv-naturaleza-eslovena/feed/ 0
Eslovenia y Croacia. Episodio III. Liubliana. http://makionroad.es/eslovenia-croacia-episodio-iii-liubliana/ http://makionroad.es/eslovenia-croacia-episodio-iii-liubliana/#respond Thu, 13 Oct 2016 20:00:48 +0000 http://makionroad.es/?p=1418 Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana… Los jóvenes Jedi Isa, Fer, Tomy, Bea e Irene están ya en la capital del planeta esloveno. Tras aterrizar en Trieste y pisar Eslovenia por medio de sus cuevas y castillo consiguieron descubrir qué pasó con Erasmo Lueger. Hoy, disfrutarán de Liubliana, una ciudad de cuento …

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio III. Liubliana. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Los jóvenes Jedi Isa, Fer, Tomy, Bea e Irene están ya en la capital del planeta esloveno. Tras aterrizar en Trieste y pisar Eslovenia por medio de sus cuevas y castillo consiguieron descubrir qué pasó con Erasmo Lueger. Hoy, disfrutarán de Liubliana, una ciudad de cuento de hadas de la que acabarán completamente enamorados.

Los chicos amanecen en Liubliana. Ayer llegaron tarde, justo para salir a cenar y darse cuenta de que esta ciudad tiene un encanto especial. Y es que la gente de la galaxia española es así, y más los del sur, es ver terrazas y volverse locos. Y Liubliana tiene. Y muchas. El paseo a ambos lados del río Liublianica está repleto de ellas. Y gente… ¡Cuánta gente! Decidieron cenar en Pop´s, una hamburguesería con muy buen pinta ¡y vaya si acertaron! Las comida estaba muy buena y las cervezas que la acompañaba casi más aún.

Esta mañana llueve un poco en la ciudad pero la temperatura es ideal para pasear. Para desayunar, eligen una terraza frente a uno de los puentes que cruzan el río Liublianica. Un cola cao y algo de chocolate para que hoy la fuerza los acompañe.

  • Otro lugar acogedor para desayunar es Le Petit Cafe, en la calle Okrepčevalnica.
terracitas
En esas terracitas desayunamos

Cruzan el río y se sumergen en la parte más bonita de la ciudad. Callejuelas estrechas, tiendas decoradas al más mínimo detalle y fachadas de casas que dan a Liubliana esa imagen de cuento de hadas. Creo que a nadie le importaría perderse por aquí y que no lo encontraran…

El encanto de Liubliana.p1030316

Esta parte es, sin duda, la que más encanto tiene. La Plaza Mestni está llena de gente. Los niños juegan con un droide que no para de hacer burbujas gigantes de jabón. En el centro se encuentra el Ayuntamiento, un edificio del siglo XV y, frente a él, la fuente de los tres ríos. Caminan un poco más y, de repente, se detienen ante una puerta bastante curiosa. Es la puerta de la Catedral de San Nicolás. Es de las más raras que han visto jamás, ¿qué opináis vosotros?

Y así, entre calles, terrazas y tiendas llegan hasta la base del funicular. Este sube hasta alto de la colina donde está situado el castillo de Liubliana. También está la opción de poder subir andando, pero con poco tiempo y tal y como está el cielo de nublado, prefieren ir a lo cómodo, la verdad. La ida y la vuelta en el funicular, la entrada al castillo y la audioguía les cuesta 12 euros. Es temprano y apenas hay cola, por lo que suben a los pocos minutos.

Mestni
Plaza Mestni
Liubliana
Calles de Liubliana

Castillo de Liubliana.

p1030344El castillo inicial fue construido en siglo XII, aunque antes los romanos habían construido en el mismo lugar un templo. Más tarde, en el siglo XIV un nuevo castillo circular fue construido por órdenes de Federico III. Sí, por entonces era duque de provincia el enemigo de los jóvenes Jedi que acabó con la vida del maestro Erasmo como pudimos ver en el capítulo de la cuevas y el Castillo de Predjama. En la actualidad, solo las murallas, las torres y la capilla de San Jorge conservan su estado original. El resto del castillo ha sido construido o reconstruido en los siglos XVI y XVII. Hoy día, se conserva en perfectas condiciones debido a las renovaciones y cuidados constantes.

Los jóvenes Jedi entran a castillo con sus audioguías. Una vez dentro, se dirigen a la plaza central y observan que tiene poca pérdida, pues todas las dependencias salen de ahí. Aunque la audioguía les cuenta cosas muy interesante, es un poco liosa. Tienen un mapa con los puntos señalados de los lugares a los que tienen que ir, pero no es tan fácil encontrar los números. Parece más bien un juego de encontrar pistas. ¡Algunas están muy, muy escondidas! Las vistas desde la muralla y la torre son fabulosas. Pueden observar toda la bonita ciudad. Ya casi acabando la visita, comienza a llover. Demasiado les había respetado el tiempo. Deciden esperar a que amaine un poco en un museo de marionetas que hay dentro del mismo castillo. ¡Es genial! La vista al castillo les ha gustado mucho pero, sin duda, ¡lo mejor ha sido esto!

Liubliana desde el castillo
Liubliana desde el castillo

¡Es la hora de comer!p1030352

Parece que deja de llover fuerte y deciden bajar. Es la hora de comer y ya empiezan a tener hambre. En la calle Ciril-Metodov, cerca del funicular, se deciden por uno de los muchos restaurantes que ofrecen comida típica del país, Sokol. El lugar es muy acogedor, parece una taberna típica de siglos pasados. Piden algunos platos de carne, calamares y ensalada.p1030357

Tras reponer fuerzas, ¡un buen helado! Salen del restaurante y justo en la calle paralela se encuentra Vigó, la mejor heladería de la ciudad. ¡Y vaya si lo es! Ahora, que sí que tienen el estómago realmente lleno, llega el momento de seguir conociendo la ciudad.

De puente en puente.

Los chicos cruzan a la otra parte de la ciudad por el triple puente y llegan a la Plaza Preseren, punto de encuentro de los habitantes de la ciudad. Aquí encuentran una estatua del escritor que le da nombre a la plaza y la iglesia Franciscana de la Asunción. Echando por la calle a la derecha de iglesia se internan en Miklosiceva. En esta calle predominan los edificios Art Noveau.dragón

Tras recorrer parte de esta calle, giran a la derecha y se vuelven a dirigir hacia el río. Esta vez lo cruzarán por el Puente de los Dragones, símbolo de Liubliana. El puente es precioso. Cuatro dragones lo custodian. Esta ciudad mantiene una estrecha relación con leyendas de dragones como “Jason y los Argonautas”, relacionadas con su fundación.

Según la leyenda, un feroz dragón vivía en una de las numerosas cuevas de Eslovenia. En ella tenía secuestrada a una chica y escondía un tesoro. Jason, junto a los argonautas consiguieron derrotar al dragón y salvar a la chica. Aunque normalmente los dragones son visto como seres malignos, para los habitantes de la ciudad es símbolo de protección y hasta lo tienen en su escudo. 

triple puente
Triple puente
puente de los Dragones
Puente de los Dragones

Tras cruzar el puente, los chicos están, de nuevo, en la parte vieja de la ciudad. Caminan llevando el río a su derecha para encontrarse con la plaza del mercado, donde venden productos típicos eslovenos pero que en la que ya no hay nada pues se pone solo por las mañanas. El siguiente puente que se encuentran está lleno de candados. Se ha puesto eso de moda. Parece ser que a gente no se da cuenta de lo horrible que queda…

candados
Candados en uno de los puentes del río Liublianica

Río Liublianica

Seguimos descubriendo Liubliana.

Desde este puente hay unas preciosas vistas del río junto con todos los edificios de la zona antigua de Liubliana. De nuevo, en la zona nueva. Siguen paseando en dirección al sur con el río a su izquierda. Siguiendo su ruta, continúan por Wolfova Ulica, una calle muy pintoresca con tiendas hasta que, a mano derecha, sale la calle Knafljev Prehod. Más bien parece un callejón. Deciden entrar por ahí y se encuentran con la zona más marchosa de la ciudad. Muchas terrazas y todas llenas de gente.

Al salir de nuevo a una calle principal, giran a la izquierda y, andando un poco, se encuentran con la Plaza Kongresni, donde está la Filarmónica y la Universidad.

Filarmónica

Universidad
Universidad.

¿Qué tal una de cervezas?

p1030432¡Vaya tarde de turisteo llevan los Jedi por esta bonita ciudad de planeta esloveno! Y piensan, muy acertados, que ya va siendo hora de parar un poco. Ahora toca terracear. Eligen una a orillas del río donde ven oferta en cervezas justo a esa hora. Las terrazas están llenas de gente. ¡Qué bien se está! Liubliana los ha enamorado, sin duda.

Tras un par de horas disfrutando del buen tiempo y de la buena compañía, todo hay que decirlo, deciden ir a cenar. Para ello han elegido la fábrica de cervezas Pivnica Union, que se encuentra un poco alejada de la ciudad. A pesar de ello, deciden ir a pie y así hacer hambre por el camino. Unas buenas cervezas y una gran hamburguesa. No hay mejor manera de despedir el día.

¡Que la fuerza te acompañe!

castillo de Liubliana

Si quieres leer las aventuras de los Jedi en el resto del viaje por Eslovenia, Croacia e Italia pulsa sobre las fotos.

p1030037p1030241

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio III. Liubliana. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/eslovenia-croacia-episodio-iii-liubliana/feed/ 0
Eslovenia y Croacia. Episodio II. Las cuevas. http://makionroad.es/cuevas-de-eslovenia/ http://makionroad.es/cuevas-de-eslovenia/#respond Tue, 04 Oct 2016 17:14:28 +0000 http://makionroad.es/?p=1217 En una galaxia muy, muy lejana… Los jóvenes jedi Isa, Fer, Bea, Tomy e Irene siguen tratando de descubrir qué ha sido de Erasmo, un gran maestro jedi desaparecido. Este era conocido como el “Robin Hood” esloveno, pues asaltaba carruajes de los ricos para repartirlo que obtenía entre los pobres. Un día, en plena lucha, …

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio II. Las cuevas. aparece primero en Maki On Road.

]]>
En una galaxia muy, muy lejana…

Los jóvenes jedi Isa, Fer, Bea, Tomy e Irene siguen tratando de descubrir qué ha sido de Erasmo, un gran maestro jedi desaparecido. Este era conocido como el “Robin Hood” esloveno, pues asaltaba carruajes de los ricos para repartirlo que obtenía entre los pobres. Un día, en plena lucha, acabó con un teniente del ejército de Federico III y, desde entonces, este va tras su rastro. Nuestros amigos, también. Hoy, la pista les lleva a las cuevas de Eslovenia, planeta donde piensan que estuvo escondido durante sus últimos días…

Los chicos despiertan temprano con la intención de salir pronto hacia el planeta vecino, Eslovenia. El Halcón Milenario les llevará a lo largo de los casi 100 kilómetros hasta Liubliana, su capital, atravesando cuevas y castillos hasta dar con el paradero de Erasmo. Son más de 1000 cuevas las que hay en Eslovenia, por lo que los chicos han seleccionado las que, con más probabilidad, escogería el bandolero para esconderse.

p1030199

Primera parada de las cuevas de Eslovenia, Cuevas de Skocjan.

25 son los kilómetros que separan Trieste de las primeras cuevas, las Cuevas de Skocjan. Estas son, desde 1986, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sobre las 10 los Jedi ya están ellas. Aparcan el coche y pagan las 16 monedas que vale la entrada principal (hay otra más larga que vale 21, pero pensando en el duro día que les esperaba, deciden coger la corta). Los jóvenes se infiltrarán en una visita que está a punto de empezar y van corriendo a alcanzar la cola. Tras andar unos 10 minutos a lo largo de un sendero, llegan a la puerta de las cuevas. Primera instrucción: nada de fotos. De esta manera, las pruebas que consigan tendrán que ser de otro modo.

Comienza la aventura…

p1030180
Salida de las cuevas de Skocjan

Se abren las puerta y, por grupos, va entrando la gente. Se sitúan casi al final de la cola. Quieren pasar desapercibidos y, aunque intentan escuchar las explicaciones del guía, mantienen la distancia. Las cuevas son enormes. Hay todo otro planeta debajo del territorio esloveno, el de las cuevas de Eslovenia. Las gargantas son tan profundas que cualquiera con un poco de vértigo se lo pensaría al pasar. Pero es todo un espectáculo ver cómo el río Reka se vuelve subterráneo a la altura de las cuevas y bajo una profundidad de 100 metros. Shhh, silencio. Solo se oye el agua del río golpear con fuerza las rocas.

Tras 6 kilómetros en la profundidad, llega el final del recorrido. Y, si las cuevas han sido espectaculares, no lo es menos su salida, con un pequeño camino al borde de una montaña y frente a una catarata. Al salir, cogen el ascensor que los llevará de nuevo a la puerta de entrada y, de ahí, hasta el Halcón Milenario. Ni rastro de Erasmo en las Cuevas de Skocjan…. seguirán buscando el resto de cuevas de Eslovenia.

p1030196
A la salida de las primeras cuevas de Eslovenia…
p1030197
Ascensor de salida de las cuevas.

Segunda parada, Cuevas de Postojna.

La visita a las primeras cuevas de Eslovenia, las cuevas de Skocjan han sido impresionantes, pero no han encontrado ninguna pista sobre Erasmo. Esto les lleva a las siguientes, las Cuevas de Postojna, a 30 kilómetros de las primeras.

Nada más aparcar la nave se dan cuenta de que estas cuevas no son como las otras. Son mucho más comerciales, aunque nunca hay que olvidar que las que son Patrimonio de la Humanidad son las cuevas de Skocjan. La entrada se puede comprar conjunta con la del Castillo de Predjama y, dependiendo de las zonas a las que entres de este recinto, el coste varía.

Tras comprar la entrada, sobre unas 30 monedas, se dirigen a la cola de entrada a las cuevas. Observan que todo el mundo a su alrededor van con ropa de abrigo en la mano y que en la puerta de entrada también la alquilan. Bueno, también avisaban del frío en las primeras cuevas y no ha sido la cosa para tanto… Esperan que aquí sea igual.

En el interior…

p1030223Nada más entrar suben a un trenecillo que recorre dos kilómetros. Aquí es donde empiezan a notar el frío. Los 10º anunciados a la entrada, junto con la velocidad del tren, hace que los chicos bajen helados de frío. A continuación, recorren otro kilómetro andando, tras las explicaciones de un droide. Estas cuevas no son tan impresionante como las primeras, pero el trencillo le da su toque divertido, quizá más adaptado a niños. Las cuevas se descubrieron hace unos 800 años, pero llevaban ahí millones.

La vuelta, la hacen de nuevo en el tren. Y, tras esto, termina la inspección de las cuevas. Se nota el nerviosismo de la Guardia Imperial y saben que están cerca de Erasmo. Estas cuevas están muy cerca del Castillo de Predjama. ¡Ahí debe estar!

p1030216

Al salir, antes de ir en busca del Halcón, deciden ir a ver al Wookiee Proteus, que se encuentra en una sala al lado de las cuevas. Aunque al principio cuesta encontrarlo, finalmente los chicos lo logran ver está. Es una especie de anguila que habita en la cuevas y que antiguamente se creía que era la cría de dragón.

Todas las pruebas apuntan al último destino… ¿conseguirán descubrir la verdad?

Última parada: Castillo de Predjama.

A tan solo 10 kilómetros de las últimas cuevas de Eslovenia visitadas se encuentra el castillo de Predjama. Nada más bajarse del Halcón Milenario, los Jedi saben que este era el sitio que buscaban. ¡Cómo no se habían dado cuenta antes!

El castillo está construido dentro de la boca de una cueva, con un precipicio de 123 metros. El lugar perfecto para que el maestro Jedi Erasmo pudiera esconderse.

p1030241
Castillo de Predjama

p1030264Entraron al castillo por la única vía posible, un puente levadizo. Había rastros de él por todas partes. Sus ropas, su cama, sus armas… Pero el castillo estaba vacío y no había ni rastro de él.

Tras una hora inspeccionando el castillo, estaban a punto de retirarse cuando… ¡un momento! Descubren una escalera que sube a una pequeña terraza y un cuartito. Y, de ahí, ¡la entrada a unas cuevas! ¡No se lo podían creer! No se lo pensaron dos veces a la hora de entrar. Esas cuevas tenían salida por la parte de atrás de la roca a otro pueblo.

La historia de Erasmo…

Erasmo había estado allí escondido un año y un día. El ejército de Federico III no había podido entrar debido a la dificultad al estar a tanta altura. El maestro Jedi y las pocas personas que convivían con él en el castillo se defendían lanzando frutas desde las ventanas. Así que los soldados pensaron en esperar fuera a que los víveres se les agotaran, ¡ya tendrían que salir! Pero, lo que no sabían era que Erasmo entraba y salía del castillo por la cueva de atrás. Ningún soldado pensó que lo lógico es que hubiera otra salida y penaban que era obra del diablo.

Y así estuvo prácticamente un año, hasta que un sirviente lo traicionó. La única zona visible del castillo era el patio por el que había que pasar para ir al aseo. Este era un anexo al castillo. Al sirviente le pudo la avaricia se dejó chantajear diciéndole a los soldados que avisaría encendiendo una vela en la habitación de Erasmo cuando él se levantara para ir al baño. Y así lo hizo. Después de un año y un día, Erasmo murió cuando la bala de un cañón hizo estallar el baño mientras hacía sus necesidades…

Tras explorar dos cuevas de Eslovenia y un magnífico castillo, pero entristecidos con este final, los jóvenes Jedi salen del castillo para montar de nuevo en el Halcón y emprender camino a Ljubliana, capital eslovena, ¿qué aventuras les deparará esta hermosa ciudad?

Leer Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste.

p1030276-2

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio II. Las cuevas. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/cuevas-de-eslovenia/feed/ 0
Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste. http://makionroad.es/trieste/ http://makionroad.es/trieste/#respond Sat, 10 Sep 2016 18:11:49 +0000 http://makionroad.es/?p=1216 Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana… Cinco jóvenes jedi se adentran en dos planetas que fueron muy dañados por las guerras Clon de principios de los ´90. Viajarán hasta Eslovenia y Croacia para llevar a cabo sus misiones. Su primera aventura comienza en Trieste, territorio italiano donde han aterrizado y donde deberán …

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Cinco jóvenes jedi se adentran en dos planetas que fueron muy dañados por las guerras Clon de principios de los ´90. Viajarán hasta Eslovenia y Croacia para llevar a cabo sus misiones. Su primera aventura comienza en Trieste, territorio italiano donde han aterrizado y donde deberán investigar acerca de una extraña desaparición…

Erasmo Lueger es un maestro jedi procedente de una familia noble de Trieste. Luchó en batallas contra el Imperio Austríaco de Federico III matando a un oficial imperial muy cercano a Darth Vader. Esto hizo que fuera perseguido por la Guardia Imperial y ahora mismo se desconozca su paradero.

Nuestros jóvenes jedi tienen la misión de descubrir qué pasó con Erasmo, dónde se encuetra y que es de él. Por eso, han aterrizado en Trieste, lugar de procedencia del maestro jedi y tierra conquistada por los Habsburgo, la familia que quiere acabar con la vida de Erasmo por órdenes del Lado Oscuro. Es por eso que esta ciudad tiene ese aire centroeuropeo, al ser parte del imperio Austro-húngaro hasta hace menos de un siglo.

Comienza la aventura…

Los jóvenes jedi acaban de aterrizar en Trieste y lo primero que hacen es ir a por su Halcón Milenario. Es el vehículo que utilizarán durante toda su estancia en estos planetas.

Nada más llegar y dejar su equipaje en la que sería su casa las siguientes dos noches, decidicen salir a cenar. El vuelo por la Galaxia había sido agotador. Cerca se encuentra la Birreria Forst. Al ser tan tarde, les informan de que solo les podían poner pizzas pero… ¿a qué habían venido a Italia si no? Sí,sí, habían venido a cumplir una misión, ¡pero también a comer pizzas! Las pizzas allí son caseras y cuadradas y van por centímetros. Para haceros una idea, Fer y Tomy se pidieron una de 45 cm y Bea, Isa e Irene, dos de 30 cm. Y con esto, para digerir bien, unas cervezas de la marca de allí, Forst.

Unas horas más tarde…

p1030033
Descubriendo el Castillo de Miramare.

Toca madrugar, así que sobre las 9:30 comienza la investigación sobre las personas que mandaron atacar a Erasmo. Al primer sitio al que se dirigen los chicos es al Castillo de Miramare.  La fortaleza se encuentra a algo menos de 10 km hacia el norte, aunque tardan unos 20 minutos en recorrerlos. Tras dejar el Halcón a los pies del castillo, se disponen a subir una pequeña cuesta en la que paran cien mil veces a admirar y fotografiar el paisaje. El castillo está en un lugar espectacular… ¡no sabían nada estos Habsburgo!

Por lo visto, el archiduque Maximiliano de Habsburgo regaló este castillo a su esposa, Carlota de Bélgica. Pero, como suele pasar, a ella no le bastaba y Maximiliano abandonó el castillo para convertirse en emperador de México. Desde entonces, dicen que mantiene un halo de maldición y mala suerte para quien lo posea.

El castillo es precioso por fuera. Por la parte de atrás hay unos balcones que dan directamente al mar Adriático. Desde aquí seguro  que vigilan todas las naves de la República que llegan. Tras la inspección del castillo, se dirigen hacia los enormes jardines, que llevan a otras edificaciones mucho más pequeñas. Pero ni en el castillo ni en los alrededores encuentran pistas sobre qué pudo haber sido de Erasmo, ya que Federico III nunca vivió en ese castillo. Este fu construido varios siglos después de su muerte por sus predecesores.

p1030039
Castillo de Miramare
p1030055
Castillo de Miramare
p1030064
Balcones del castillo con vistas al Adriático.

La siguiente para es el Faro de la Victoria, un poquito más al sur y camino de nuevo a Trieste. Se dirigen a él con la intención de ver si desde allí arriba se puede observar alguna prueba galáctica de naves o droides que lleven a los jóvenes jedi tras la pista del caballero Lueger. Este faro fue construido en la década de los años veinte y recuerda a los caídos en la Primera Guerra de los Clones. Es el faro con el rayo más largo de Europa y el cuarto de la Galaxia. Pero no, el faro permanece cerrado a toda persona ajena al Imperio. No les queda más remedio que volver a Trieste, ciudad de procedencia de Eramo, a seguir investigando.

p1030081
Faro de la Victoria

 

De vuelta en Trieste…

p1030086
Iglesia Ortodoxa

Los jedi vuelven a Trieste hambrientos. Se acerca la hora de comer y se dirigen a la zona del paseo marítimo. De camino, no pueden dejar de pararse ante la iglesia ortodoxa. Con esos colores llama mucho la atención. Se encuentra pegada a la zona del canal con unas terrazas muy apetecibles. Deciden andar un poco más al borde del mar y sentarse a comer en uno de los restaurantes. No viene mal un rato de descanso y reponer fuerzas tras la agotadora mañana… ¡y la tarde que les espera!

Antes de seguir con su misión, deciden meter al cuerpo unas pocas caloría más (como si no hiciese suficiente calor ya…) y pasan por la heladería Marco, dicen que la mejor heladería de la ciudad. ¡Cierto!

Ya son las 4 de la tarde y está cayendo una buena. Pero con el estómago lleno las cosas se ven de otra manera, así que se disponen a subir a la colina de San Giusto para a visitar el Castillo de San Giusto y la Catedral.

El ascenso comienza justo enfrente de la heladería, por unas escaleras que primero llevan a la iglesia de Santa María la Maggiore. Después, cogiendo una subida a la izquierda de la iglesia, comienzan a subir la colina de San Giusto.

Tras el ascenso, llegan a la Plaza de la Catedral, que contiene restos de una antigua basílica romana y la Catedral de San Giusto, del siglo XIV. En la misma catedral ofrecen la posibilidad de visitar la torre del campanario.

Cerca de la catedral se encuentra también el Castillo de San Giusto. Aquí puede estar la clave de lo que pudo pasar con Erasmo ya que parte de este castillo fue mandado construir por Federico III. En el castillo, descubren que los soldados de asalto del Imperio se dirigieron a Eslovenia hace unos días tras el joven bandolero. Ese sería el destino del día siguiente de los chicos, pero no sin antes terminar de explorar la ciudad. Nunca se sabe las pistas que se pueden encontrar…

p1030101
Santa María la Maggiore
p1030111
Catedral de San Giusto
p1030122
Plaza de San Giusto y Castillo

Al atardecer…

p1030131
Teatro Romano

Tras descansar un rato y asimilar la gran pista que acababan de descubrir, deciden salir a terminar de explorar la ciudad. Se dirigen a la Plaza de la Unidad. Pero no sin antes pasar por el teatro romano, que se ve desde la misma calle. Y es que a los jóvenes jedi les llama mucho la atención todo lo relacionado con el Imperio Romano.

A partir de aquí se dedican un poco a callejear… La Piazza della Borsa y La Piazza dell´Unità, que es la plaza europea más grande con vistas al mar. Fue construida en siglo XIX y en ella se encuentra el Ayuntamiento, el Palacio del Gobierno y el palacio de Lloyd. El en centro, la fuente de los cuatro continentes.

En el siglo XVIII este lugar fue el puerto marítimo del Imperio austro-húngaro y todos los edificios que rodean la plaza recuerdan la época de esplendor de los Habsburgo.

p1030148
Palacio de Lloyd
p1030143
Edificios plaza de la Unidad

Y es aquí donde los jóvenes jedi encuentran las pistas finales necesarias para emprender el viaje de mañana… En estos edificios que fueron construidos por los Habsburgo aún viven, sin que la gente de la calle lo sepa, guardias imperiales del Imperio Austro-Húngaro. Y, de manera sigilosa entraron al edificio y les escucharon decir que Erasmo se escondía en unas cuevas de Eslovenia… Mañana tocará aventura por distintas cuevas de este verde país, ¿conseguirán nuestros amigos saber qué ha pasado con Erasmo?

p1030156

La entrada Eslovenia y Croacia. Episodio I. Trieste. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/trieste/feed/ 0
Cruzando EEUU. Ruta 66. http://makionroad.es/cruzando-eeuu-ruta-66/ http://makionroad.es/cruzando-eeuu-ruta-66/#respond Sat, 02 Jul 2016 21:13:10 +0000 http://makionroad.es/?p=965 Si lo que buscas es un itinerario de la Ruta 66, solo diré que se sale desde Chicago y se termina en Los Ángeles. El resto, depende de las ganas, el presupuesto y, sobre todo, del tiempo del aventurero que se lance ante este reto. Y… ¿qué hay en medio? A parte de 2278 millas, …

La entrada Cruzando EEUU. Ruta 66. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Si lo que buscas es un itinerario de la Ruta 66, solo diré que se sale desde Chicago y se termina en Los Ángeles. El resto, depende de las ganas, el presupuesto y, sobre todo, del tiempo del aventurero que se lance ante este reto. Y… ¿qué hay en medio? A parte de 2278 millas, infinidad de pueblos en los que perderse, parques por explorar, puentes, gasolineras, paisajes inigualables, desiertos, bosques, ciudades, cafeterías, museos, puentes, restaurantes y tiendas que nos muestras lo que un día fue la Carretera Principal de América. Pero todo esto sin olvidar que el camino es el viaje en sí. Que lo bonito de la Ruta no es llegar a los sitios para verlos, sino disfrutar de ese trayecto, de esas interminables rectas, de esa carretera que sirvió a los americanos durante varias décadas del siglo pasado para viajar a California tras sus sueños.

Por eso, esto no va de itinerarios ni de etapas, ni de kilómetros recorridos cada día. Ni siquiera de dónde se puede dormir (aunque algún sitio sí que apunto) ni de las maravillas que te vas a encontrar. Con esta entrada solo pretendo señalar aquellos lugares en los que yo me pararía un poquito más de tiempo del que normalmente se tiene previsto si planificas la ruta desde casa.

 Entre la cantidad de pueblos que nos cruzamos durante la primera etapa de la Ruta 66 se encuentra Pontiac. Es un pueblo pequeñito, que se vería rápidamente si no fuera por el enorme cartel que tiene de la Ruta 66. Y yo, que soy una fanática de las fotos, no pude evitar dedicarle un buen pedazo de la tarde, a pesar de que se nos echaba la noche encima y aún nos quedaban bastantes kilómetros para llegar al destino. No solo dispone de esta pintura, hay muchas repartidos por las paredes de calles del pueblo.
Ruta 66 322
Cartel más famoso de Pontiac, el del cartel de la Ruta 66.

Estaciones de servicio hay muchas durante las casi 2300 millas de nuestra aventura. Unas mejor conservadas y otras algo más abandonadas, pero sin duda, una que merece mención especial es la de Gay Parita Sinclair Station Route 66, en Paris Springs (Missouri). Nos desviamos un poco de la autopista y encontramos los auténticos tesoros de la Ruta. Esta gasolinera la regentaba un hombre llamado Gay Parita, cuyo lema era: “viajeros de todo el mundo tienen como sueño recorrer la Ruta 66, el mío es conocer a toda esa gente”. Por desgracia, este hombre falleció meses antes de que nosotros emprendiéramos camino, pero su parada es obligatoria por la historia que tiene, ya que recreó la estación de los años 30´y era conocido por su hospitalidad. Que era una persona querida no hay duda en cuanto te asomas a la valla y ves la cantidad de recuerdos que han dejado en ella.

Ruta 66 510
Estación de servicio de Gay Parita.

Muchas son las películas que se han basado o ambientado en la Mother Road, pero una que la gran mayoría de las personas conoce, sobre todo los peques, es Cars. En Galena (Missouri) se sitúa la estación de servicio The Four Women on the Route. Está regentada por cuatro mujeres y, según nos contaron ellas, los creadores de Cars se basaron en su gasolinera para hacer la película.Tienen los coches protagonistas en la puerta y un libro donde nos muestras todas las similitudes. Además, en Cars 2 aparecen las 4 mujeres representadas con dibujos.

Ruta 66 546
Estación de servicio de la película de CARS
Ruta 66 547
Estación de servicio de la película de CARS

Durante el trayecto, hay muchos museos, y muy interesantes, relacionados con la Ruta 66 pero, si tenemos que elegir uno, nos quedamos con el National Route 66 Museum. No es un museo tal y como nos los imaginamos. Está en Elk City (Oklahoma) y tiene gran parte al aire libre. Representa un pueblo de la época con colegio, hotel, farmacia, un puente, estación de servicio… A algunos de ellos puedes entrar y tienen muchas más cosas para ver dentro, como un Cadillac en el que simulas que están en un típico cine de coches. Para mí, uno de los mejores de la Ruta 66. La entrada cuesta 5 dólares.

Ruta 66 734
Parte del museo es al aire libre y otra en interior. Aquí, simulando un cine.

Cuando paramos a comer camino a Texas, nos encontramos con una familia, los padres y dos chicos de unos 18-20 años que decían que su pasión eran los coches. También estaban haciendo la Ruta pero en sentido inverso y se paraban en todos los lugares donde veían coches abandonados o antiguos. Estoy segura de que dedicaron un buen pellizco de su tiempo al Cadillac Ranch. Se encuentra a la salida de Amarillo (Texas). Lo forman una hilera de Cadillacs  anclados en la tierra y pintados por todo el que quiera colaborar. Es un lugar que también da mucho juego para las fotos. Pero, en realidad, lo que más nos gustó de Amarillo fue el lugar donde cenamos, el Coyote Bluff Cafe, cuyas hamburguesas (para variar) estaban buenísimas. Cuidado con la hora de cierre que es temprano, que llegamos a las 21:40 y casi no nos sirven… 

Ruta 66 828
Cadillac Ranch
DSC_0381
Menú del Coyote Bluff Cafe

Una mezcla de sensaciones te invade en este momento…es justo cuando llegas al Midpoint. Sí, estamos en la mitad de la Ruta 66. Te sientes feliz porque ya llevas la mitad de la aventura recorrida (y seguro que piensas que está siendo mejor de lo que esperabas), pero también triste porque ahora empieza la cuenta atrás. La señal de las 1139 millas recorridas y las 1139 que nos quedan por recorrer se encuentra en Adrian (Texas). El pueblo en sí no tiene nada, solo una cafetería famosa por estar en el Midpoint y la señal pintada en el suelo.

Ruta 66 843
Estamos en la mitad del camino.
Ruta 66 845
El Midpoint a nuestros pies.

Nos adentramos en Nuevo México. Un estado del que no esperaba tantos como de otros y me sorprendió bastante.El primer sitio que menciono de este estado poco tiene que ver en sí con la Ruta. Es el Blue Hole. Se encuentra en Santa Rosa y lo que tiene de particular es que os podéis dar un remojón en una especie de poza en medio del desierto. El Blue Hole mide 18 metros de diámetro y 25 de profundidad. Está lleno de gente de la zona que va a darse un chapuzón para aliviar esos calores. Nosotros no pudimos hacerlo, una vez más por el tiempo, pero puede merecer la pena.

IMG-20160702-WA0016
Blue Hole
IMG-20160702-WA0019
Blue Hole

Una de las mejores cosas que tiene Estados Unidos para los viajeros son los diferentes paisajes y pueblos que puedes encontrar a lo largo y ancho del país. Sin duda, Santa Fe es la mejor muestra de ello. Para llegar a este pueblo hay que desviarse de la Ruta 66 unos 60 kilómetros, pero vaya si mereció la pena totalmente. Fue uno de los pueblos que más me sorprendió. Esas casas bajas marrones que solo había visto en la tele con la plaza del pueblo sacada de una película mexicana, junto con la gran cantidad de población autóctona hacen de este lugar un sitio especial. Sin duda alguna, si volviera, haría noche en este pueblo.

Ruta 66 905
Santa Fe en Nuevo México.

Donde sí que hicimos noche fue en el Hotel El Rancho. Sin duda, fue una de las maneras más auténticas de vivir el oeste americano. Está situado en Gallup (Nuevo México). Por aquí han pasado los principales actores y actrices de la época dorada del Westerns americano como John Wayne, Ronald Reagan, Humphrey Bogart, Katharine Hepburn, Joan Crawford, Kirk Douglas, Doris Day, Gregory Peck,  Burt Lancaster …Es importante reservar con tiempo porque se suelen agotar las habitaciones en el hotel, aunque tiene un apartado de hostal también disponible (aunque con menos encanto). 

Ruta 66 948
Hotel El Rancho

Unos kilómetras más adelante llegamos a Winslow. Es la ciudad más poblada del territorio navajo, con aproximadamente 10.000 habitantes. En sí no tiene mucho, pero vale la pena la parada para hacerse la foto en el dibujo de la Ruta 66 que hay en un cruce de cuatro calles. Además, justo en el cruce hay una figura de un hombre esperando en una esquina referida a la canción de los Eagles “Take it easy” de 1972, que hizo esta ciudad mundialmente conocida.

Ruta 66 1210
La señal de la Ruta más conocida, en Winslow

Y cerquita del Gran Cañón del Colorado nos encontramos con mi pueblo favorito de la Ruta 66, Williams. Cuando vuelva a hacerla (porque, sin duda, volveré), este será uno en los que repetiré noche, porque como llegamos tan tarde apenas pudimos disfrutarlo un par de horas. La plaza del pueblo simula la de un pueblo del oeste, dan cenas y hay música en directo. Nosotros cenamos en el Cruiser´s, que estaba en una calle paralela a la plaza, también con un chico tocando y cantando country en directo.

Desde aquí se puede coger el famoso tren de Williams que te lleva al Gran Cañón.

DSC_0110_1
Williams, Arizona
DSC_0091_1
En el Cruiser´s

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estar a 200 kilómetros de Las Vegas y no pasar alguna noche en la ciudad parece que es en sí más pecado que el mismo hecho de ir… Pero, sinceramente, no me entusiasmó mucho. Los hoteles, super currados, es sí. Paris, Venetian, etc. muy chulos. Pero, aparte de eso, poco más que añadir. Bueno sí, que en el hotel en el que nos alojamos nosotros, el Flamingo, la piscina a las 6:10 pm estaba ya cerrada…

Hay varios outlets con muchas tiendas, pero no encontramos esas super gangas que tanto esperábamos nada más que en un par de cosas.

Quizá lo que más nos gustó fue la pizzería en la que comimos en Las Vegas pueblo, Pizza Rock, en  201 N 3rd St,Las Vegas, NV 89101,Estados Unidos.

IMG-20150805-WA0027
Las Vegas
IMG-20160702-WA0028
Pizza Rock, donde comimos unas deliciosas pizzas.
IMG-20160702-WA0024
Nuestras pizzas. Estaban riquísimas.
IMG-20160702-WA0021
En la pizzería.

Para llegar de Las Vegas a Los Ángeles hay que atravesar el desierto de Mojave. Y, en ese desierto, se encuentra Calico, ya en California. Un auténtico pueblo del oeste.Fue fundado en 1881 aunque en 1950 se restauró. Muy currado. La única pega, los 45 grados a los que estábamos en ese momento. Ese día, en Murcia, tenían la misma temperatura, así que algún consuelo encontramos, nosotros, al menos, estábamos de viaje…

Ruta 66 (2) 002
Calico.
Ruta 66 (2) 021
Calico.

Aunque la entrada en Los Ángeles no fue la esperada, mucho atasco en unas autovías con seis carriles y una multa de aparcamiento nada más llegar, la playa de Santa Mónica merece eso y mucho más. Probar el agua del Pacífico al lado del famoso embarcadero mientras se pone el sol no tiene precio. Bueno, sí que lo tiene, los 60 dólares de multa (cuidado con esto).

IMG-20150809-WA0053
Famoso embarcadero de la playa de Santa Mónica.

El otro motivo por el que salvo a Los Ángeles es por Universal Studios. Y es que me encantan los parques temáticos, no lo puedo remediar.

IMG-20150809-WA0073
Día divertido pasamos en Universal Studios.

Me he dejado en el tintero muuuuuchas cosas. Pero es que es imposible resumir en una entrada toda una aventura de miles de kilómetros por la Ruta 66. ¿Qué añadiríais vosotros?

Ruta 66 (2) 028
Interminables carreteras de la Ruta 66

La entrada Cruzando EEUU. Ruta 66. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/cruzando-eeuu-ruta-66/feed/ 0