Ruta 66 – Maki On Road http://makionroad.es Blog de viajes Wed, 11 Apr 2018 22:39:23 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.7.10 Cruzando EEUU. Ruta 66. http://makionroad.es/cruzando-eeuu-ruta-66/ http://makionroad.es/cruzando-eeuu-ruta-66/#respond Sat, 02 Jul 2016 21:13:10 +0000 http://makionroad.es/?p=965 Si lo que buscas es un itinerario de la Ruta 66, solo diré que se sale desde Chicago y se termina en Los Ángeles. El resto, depende de las ganas, el presupuesto y, sobre todo, del tiempo del aventurero que se lance ante este reto. Y… ¿qué hay en medio? A parte de 2278 millas, …

La entrada Cruzando EEUU. Ruta 66. aparece primero en Maki On Road.

]]>
Si lo que buscas es un itinerario de la Ruta 66, solo diré que se sale desde Chicago y se termina en Los Ángeles. El resto, depende de las ganas, el presupuesto y, sobre todo, del tiempo del aventurero que se lance ante este reto. Y… ¿qué hay en medio? A parte de 2278 millas, infinidad de pueblos en los que perderse, parques por explorar, puentes, gasolineras, paisajes inigualables, desiertos, bosques, ciudades, cafeterías, museos, puentes, restaurantes y tiendas que nos muestras lo que un día fue la Carretera Principal de América. Pero todo esto sin olvidar que el camino es el viaje en sí. Que lo bonito de la Ruta no es llegar a los sitios para verlos, sino disfrutar de ese trayecto, de esas interminables rectas, de esa carretera que sirvió a los americanos durante varias décadas del siglo pasado para viajar a California tras sus sueños.

Por eso, esto no va de itinerarios ni de etapas, ni de kilómetros recorridos cada día. Ni siquiera de dónde se puede dormir (aunque algún sitio sí que apunto) ni de las maravillas que te vas a encontrar. Con esta entrada solo pretendo señalar aquellos lugares en los que yo me pararía un poquito más de tiempo del que normalmente se tiene previsto si planificas la ruta desde casa.

 Entre la cantidad de pueblos que nos cruzamos durante la primera etapa de la Ruta 66 se encuentra Pontiac. Es un pueblo pequeñito, que se vería rápidamente si no fuera por el enorme cartel que tiene de la Ruta 66. Y yo, que soy una fanática de las fotos, no pude evitar dedicarle un buen pedazo de la tarde, a pesar de que se nos echaba la noche encima y aún nos quedaban bastantes kilómetros para llegar al destino. No solo dispone de esta pintura, hay muchas repartidos por las paredes de calles del pueblo.
Ruta 66 322
Cartel más famoso de Pontiac, el del cartel de la Ruta 66.

Estaciones de servicio hay muchas durante las casi 2300 millas de nuestra aventura. Unas mejor conservadas y otras algo más abandonadas, pero sin duda, una que merece mención especial es la de Gay Parita Sinclair Station Route 66, en Paris Springs (Missouri). Nos desviamos un poco de la autopista y encontramos los auténticos tesoros de la Ruta. Esta gasolinera la regentaba un hombre llamado Gay Parita, cuyo lema era: “viajeros de todo el mundo tienen como sueño recorrer la Ruta 66, el mío es conocer a toda esa gente”. Por desgracia, este hombre falleció meses antes de que nosotros emprendiéramos camino, pero su parada es obligatoria por la historia que tiene, ya que recreó la estación de los años 30´y era conocido por su hospitalidad. Que era una persona querida no hay duda en cuanto te asomas a la valla y ves la cantidad de recuerdos que han dejado en ella.

Ruta 66 510
Estación de servicio de Gay Parita.

Muchas son las películas que se han basado o ambientado en la Mother Road, pero una que la gran mayoría de las personas conoce, sobre todo los peques, es Cars. En Galena (Missouri) se sitúa la estación de servicio The Four Women on the Route. Está regentada por cuatro mujeres y, según nos contaron ellas, los creadores de Cars se basaron en su gasolinera para hacer la película.Tienen los coches protagonistas en la puerta y un libro donde nos muestras todas las similitudes. Además, en Cars 2 aparecen las 4 mujeres representadas con dibujos.

Ruta 66 546
Estación de servicio de la película de CARS
Ruta 66 547
Estación de servicio de la película de CARS

Durante el trayecto, hay muchos museos, y muy interesantes, relacionados con la Ruta 66 pero, si tenemos que elegir uno, nos quedamos con el National Route 66 Museum. No es un museo tal y como nos los imaginamos. Está en Elk City (Oklahoma) y tiene gran parte al aire libre. Representa un pueblo de la época con colegio, hotel, farmacia, un puente, estación de servicio… A algunos de ellos puedes entrar y tienen muchas más cosas para ver dentro, como un Cadillac en el que simulas que están en un típico cine de coches. Para mí, uno de los mejores de la Ruta 66. La entrada cuesta 5 dólares.

Ruta 66 734
Parte del museo es al aire libre y otra en interior. Aquí, simulando un cine.

Cuando paramos a comer camino a Texas, nos encontramos con una familia, los padres y dos chicos de unos 18-20 años que decían que su pasión eran los coches. También estaban haciendo la Ruta pero en sentido inverso y se paraban en todos los lugares donde veían coches abandonados o antiguos. Estoy segura de que dedicaron un buen pellizco de su tiempo al Cadillac Ranch. Se encuentra a la salida de Amarillo (Texas). Lo forman una hilera de Cadillacs  anclados en la tierra y pintados por todo el que quiera colaborar. Es un lugar que también da mucho juego para las fotos. Pero, en realidad, lo que más nos gustó de Amarillo fue el lugar donde cenamos, el Coyote Bluff Cafe, cuyas hamburguesas (para variar) estaban buenísimas. Cuidado con la hora de cierre que es temprano, que llegamos a las 21:40 y casi no nos sirven… 

Ruta 66 828
Cadillac Ranch
DSC_0381
Menú del Coyote Bluff Cafe

Una mezcla de sensaciones te invade en este momento…es justo cuando llegas al Midpoint. Sí, estamos en la mitad de la Ruta 66. Te sientes feliz porque ya llevas la mitad de la aventura recorrida (y seguro que piensas que está siendo mejor de lo que esperabas), pero también triste porque ahora empieza la cuenta atrás. La señal de las 1139 millas recorridas y las 1139 que nos quedan por recorrer se encuentra en Adrian (Texas). El pueblo en sí no tiene nada, solo una cafetería famosa por estar en el Midpoint y la señal pintada en el suelo.

Ruta 66 843
Estamos en la mitad del camino.
Ruta 66 845
El Midpoint a nuestros pies.

Nos adentramos en Nuevo México. Un estado del que no esperaba tantos como de otros y me sorprendió bastante.El primer sitio que menciono de este estado poco tiene que ver en sí con la Ruta. Es el Blue Hole. Se encuentra en Santa Rosa y lo que tiene de particular es que os podéis dar un remojón en una especie de poza en medio del desierto. El Blue Hole mide 18 metros de diámetro y 25 de profundidad. Está lleno de gente de la zona que va a darse un chapuzón para aliviar esos calores. Nosotros no pudimos hacerlo, una vez más por el tiempo, pero puede merecer la pena.

IMG-20160702-WA0016
Blue Hole
IMG-20160702-WA0019
Blue Hole

Una de las mejores cosas que tiene Estados Unidos para los viajeros son los diferentes paisajes y pueblos que puedes encontrar a lo largo y ancho del país. Sin duda, Santa Fe es la mejor muestra de ello. Para llegar a este pueblo hay que desviarse de la Ruta 66 unos 60 kilómetros, pero vaya si mereció la pena totalmente. Fue uno de los pueblos que más me sorprendió. Esas casas bajas marrones que solo había visto en la tele con la plaza del pueblo sacada de una película mexicana, junto con la gran cantidad de población autóctona hacen de este lugar un sitio especial. Sin duda alguna, si volviera, haría noche en este pueblo.

Ruta 66 905
Santa Fe en Nuevo México.

Donde sí que hicimos noche fue en el Hotel El Rancho. Sin duda, fue una de las maneras más auténticas de vivir el oeste americano. Está situado en Gallup (Nuevo México). Por aquí han pasado los principales actores y actrices de la época dorada del Westerns americano como John Wayne, Ronald Reagan, Humphrey Bogart, Katharine Hepburn, Joan Crawford, Kirk Douglas, Doris Day, Gregory Peck,  Burt Lancaster …Es importante reservar con tiempo porque se suelen agotar las habitaciones en el hotel, aunque tiene un apartado de hostal también disponible (aunque con menos encanto). 

Ruta 66 948
Hotel El Rancho

Unos kilómetras más adelante llegamos a Winslow. Es la ciudad más poblada del territorio navajo, con aproximadamente 10.000 habitantes. En sí no tiene mucho, pero vale la pena la parada para hacerse la foto en el dibujo de la Ruta 66 que hay en un cruce de cuatro calles. Además, justo en el cruce hay una figura de un hombre esperando en una esquina referida a la canción de los Eagles “Take it easy” de 1972, que hizo esta ciudad mundialmente conocida.

Ruta 66 1210
La señal de la Ruta más conocida, en Winslow

Y cerquita del Gran Cañón del Colorado nos encontramos con mi pueblo favorito de la Ruta 66, Williams. Cuando vuelva a hacerla (porque, sin duda, volveré), este será uno en los que repetiré noche, porque como llegamos tan tarde apenas pudimos disfrutarlo un par de horas. La plaza del pueblo simula la de un pueblo del oeste, dan cenas y hay música en directo. Nosotros cenamos en el Cruiser´s, que estaba en una calle paralela a la plaza, también con un chico tocando y cantando country en directo.

Desde aquí se puede coger el famoso tren de Williams que te lleva al Gran Cañón.

DSC_0110_1
Williams, Arizona
DSC_0091_1
En el Cruiser´s

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estar a 200 kilómetros de Las Vegas y no pasar alguna noche en la ciudad parece que es en sí más pecado que el mismo hecho de ir… Pero, sinceramente, no me entusiasmó mucho. Los hoteles, super currados, es sí. Paris, Venetian, etc. muy chulos. Pero, aparte de eso, poco más que añadir. Bueno sí, que en el hotel en el que nos alojamos nosotros, el Flamingo, la piscina a las 6:10 pm estaba ya cerrada…

Hay varios outlets con muchas tiendas, pero no encontramos esas super gangas que tanto esperábamos nada más que en un par de cosas.

Quizá lo que más nos gustó fue la pizzería en la que comimos en Las Vegas pueblo, Pizza Rock, en  201 N 3rd St,Las Vegas, NV 89101,Estados Unidos.

IMG-20150805-WA0027
Las Vegas
IMG-20160702-WA0028
Pizza Rock, donde comimos unas deliciosas pizzas.
IMG-20160702-WA0024
Nuestras pizzas. Estaban riquísimas.
IMG-20160702-WA0021
En la pizzería.

Para llegar de Las Vegas a Los Ángeles hay que atravesar el desierto de Mojave. Y, en ese desierto, se encuentra Calico, ya en California. Un auténtico pueblo del oeste.Fue fundado en 1881 aunque en 1950 se restauró. Muy currado. La única pega, los 45 grados a los que estábamos en ese momento. Ese día, en Murcia, tenían la misma temperatura, así que algún consuelo encontramos, nosotros, al menos, estábamos de viaje…

Ruta 66 (2) 002
Calico.
Ruta 66 (2) 021
Calico.

Aunque la entrada en Los Ángeles no fue la esperada, mucho atasco en unas autovías con seis carriles y una multa de aparcamiento nada más llegar, la playa de Santa Mónica merece eso y mucho más. Probar el agua del Pacífico al lado del famoso embarcadero mientras se pone el sol no tiene precio. Bueno, sí que lo tiene, los 60 dólares de multa (cuidado con esto).

IMG-20150809-WA0053
Famoso embarcadero de la playa de Santa Mónica.

El otro motivo por el que salvo a Los Ángeles es por Universal Studios. Y es que me encantan los parques temáticos, no lo puedo remediar.

IMG-20150809-WA0073
Día divertido pasamos en Universal Studios.

Me he dejado en el tintero muuuuuchas cosas. Pero es que es imposible resumir en una entrada toda una aventura de miles de kilómetros por la Ruta 66. ¿Qué añadiríais vosotros?

Ruta 66 (2) 028
Interminables carreteras de la Ruta 66

La entrada Cruzando EEUU. Ruta 66. aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/cruzando-eeuu-ruta-66/feed/ 0
Descubriendo Chicago http://makionroad.es/descubriendo-chicago/ http://makionroad.es/descubriendo-chicago/#respond Fri, 01 Jul 2016 18:40:16 +0000 http://makionroad.es/?p=774 Para empezar, por el principio, claro. Y es que el sentido de la Ruta 66 era cruzar de Chicago a Los Ángeles por la carretera más antigua que une las costas de Estados Unidos. Así que es en Chicago donde empieza nuestra aventura. Más concretamente en la calle Adams. Y guauuuu, ¡qué sorpresa de ciudad! …

La entrada Descubriendo Chicago aparece primero en Maki On Road.

]]>
Para empezar, por el principio, claro. Y es que el sentido de la Ruta 66 era cruzar de Chicago a Los Ángeles por la carretera más antigua que une las costas de Estados Unidos. Así que es en Chicago donde empieza nuestra aventura. Más concretamente en la calle Adams. Y guauuuu, ¡qué sorpresa de ciudad! Con permiso de Nueva York, ¡la más espectacular de Estados Unidos! Nosotros dedicamos dos días enteros, pues el objetivo en realidad no era profundizar en la ciudad, pero, de haberlo sabido, hubiéramos pasado unos cuantos más.

Sabemos que EEUU no presume de buena y variada gastronomía, pero es que a nosotros nos encanta esta de hamburguesas, pizzas, perritos… así que disfrutamos como niños. Por eso, lo primero que hicimos nada más pisar territorio americano y para empezar con buen pie, fue irnos a cenar a la pizzeria Gino´s, famosa por sus pizzas “deep dish” ¡Atención! Las raciones son “modo USA” (fijaros en la profundidad en la foto). Menos mal que íbamos prevenidos porque, aún así, nos sobró comida…

chicago
Pizzería Gino´s. Hay varias por toda la ciudad.
chicago
Pizzas de la pizzería. Vaya pintaca, ¿eh?

Empezamos por los parques…

Una vez hecha la boca agua… vamos con cositas que nos molaron de la ciudad. ¿Qué ver en Chicago? Para empezar, sus dos preciosos parques, Grant Park y Millenium Park. Al sur del primero, se encuentra la zona de los museos Field Museum de Historia Natural y el Adler Planetarium y unas vistas preciosas del lago Michigan y del skyline de Chicago. Entres o no a los museos, vale la pena el paseíto por las orillas del lago con los rascacielos al fondo. En el segundo, la famosa alubia que ha aparecido en tantísimas películas. Si eres de fotos, aquí pasarás un buen ratito sacándole mucho jugo a The Bean. Además, en este parque hay un auditorio al aire libre. Sí, sí, habéis leído bien. Es espectacular. Mucho ambiente, gente haciendo deporte, comiendo en los jardines y niños, ¡muchos niños!

Chicago
El lago Michigan y los rascacielos de Chicago al fondo.
Descubriendo Chicago
Descansando en Grant Park
the bean
The Bean. Lo mejor, el reflejo de los edificios.

¿Y si hablamos de béisbol?

Aparte de viajar, otra de mis pasiones son los deportes, así que aprovecho cada ocasión que tengo para conocer un estadio de algún equipo de la ciudad. Esta vez tocaron los Cubs, uno de los equipos de béisbol de Chicago y su estadio el Wrigley Field (al que podéis llegar con la línea roja). Pero, para sorpresa, lo mejor no fue el campo en sí, sino el ambiente e infinidad de sitios para comer y beber con terrazas a la calle que hay en la zona en día de partido. Nosotros comimos en Lucky´s (Clark St), famoso por salir en Crónicas Carnívoras. La especialidad son sus enormes sandwiches con pan francés. No, no todos pudimos acabarlos…

chicago
En la misma calle del estadio de béisbol se encuentra el Lucky´s.
chicago
¿Pudimos con todo? Alguno si… ¡yo no!

Alrededores del río Michigan.

Pero, sin duda alguna, lo que me enamoró de Chicago fue pasear por la orilla del río Michigan, recorriendo la Wacker Drive. En algunas zonas (parte oeste) hay bares donde venden cerveza y patatas fritas para que te sientes en la orilla del río a comer y beber. A lo español, vamos, pero con más glamour… Una  parte de la ciudad está como entre dos alturas, una a ras del río y otra por encima. ¡Una maravilla! A nosotros no nos dio tiempo, pero sí nos han contado que un paseo en barco por el río bajo los rascacielos es una pasada.

chicago
Un descansito a orillas del río Michigan
chicago
Cervezas y patatas es lo típico para tomar en estas terrazas.

Chicago a vista de pájaro.

chicago
¿Seremos capaces? No,no. Compartimos los dos postres entre los cuatro.

Otra cosa que nos encanta es subir a los rascacielos.

Y es que las ciudades a vista de pájaro impresionan mucho. En Chicago, los dos miradores más famosos son la Torre Willis (se reconoce por sus dos antenas que sobresalen. Y por su gran altura, claro…) y la Torre John Hancock, con el Cheesecake Factory a sus pies, el lugar donde probaréis la mejor tarta de queso del mundo. Nosotros lo hicimos. No sé si es la mejor, pero rica, rica estaba.  

 

La Torre Willis se encuentra al suroeste del Loop. Nosotros no subimos (una vez más por falta de tiempo). Desde aquí se observan los rascacielos de alrededor.

El edificio Hancock se encuentra al norte de la Magnificent Mile. Desde aquí se puede ver el lago Michigan, los enormes edificios de la ciudad y, cómo no, la Torre Willis. Este fue el rascacielos al que subimos nosotros, con una entrada que te permitía subir dos veces, una de día y otra de noche. Las vistas son increíbles. Pero, si tenéis tiempo, la gente recomienda subir a los dos, que a Chicago no se va todos los días.

Chicago
Vistas de Chicago desde la Torre John Hancock
chicago
Vistas de Chicago desde la Torre John Hancock
chicago
Vistas de Chicago desde la Torre John Hancock

Cogemos energía que comenzamos la Ruta 66.

Por último, pero no menos importante, porque es el comienzo de la aventura, si empezamos la Ruta 66 aquí, es imprescindible ir a desayunar al Lou Mitchell’s Restaurant, en Jackson Boulevard, construido en 1923. Este restaurante lleva sirviendo desayunos y almuerzos a todos los viajeros de la Ruta 66 desde sus inicios y, siguiendo con la tradición, le regala a las mujeres un paquete de las famosas chocolatinas “Milk Duds”. Y una vez con el estómago lleno… ¡Que comience la aventura!

chicago
Gran desayuno antes de empezar la gran Ruta 66.

La entrada Descubriendo Chicago aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/descubriendo-chicago/feed/ 0
Top 5. Parques de Arizona http://makionroad.es/parques-de-arizona/ http://makionroad.es/parques-de-arizona/#respond Tue, 28 Jun 2016 18:43:20 +0000 http://makionroad.es/?p=749 Guauuuuu, sin duda, Arizona es uno de los estados a los que más “chicha” se le puede sacar. Y es que, si por mí hubiera sido, me hubiera quedado dos semanas más, recorriéndolo de norte a sur y de este a oeste. Su gran cantidad de parques es su mayor atractivo. Y es curioso, siendo …

La entrada Top 5. Parques de Arizona aparece primero en Maki On Road.

]]>
Guauuuuu, sin duda, Arizona es uno de los estados a los que más “chicha” se le puede sacar. Y es que, si por mí hubiera sido, me hubiera quedado dos semanas más, recorriéndolo de norte a sur y de este a oeste. Su gran cantidad de parques es su mayor atractivo. Y es curioso, siendo un estado tan árido. Pero claro, los parques no son como nos los imaginamos, llenos de árboles y vegetación (aunque algunos algún día lo fueron). Muchos de ellos son Parques Nacionales y otros propiedad de los Navajos.

Sinceramente, no me atrevo a poner un orden a los parques… Bueno, de hecho, lo he intentando varias veces y los he vuelto a cambiar otra vez. Y, tras mucho darle vueltas he decidido ponerlos por orden alfabético… Como ves, no soy de mojarme mucho…

Con la A, el Antelope Canyon, Arizona.

Una maravilla del territorio navajo. Para poder visitarlo tuvimos que reservar una excursión con ellos. No puedes hacerlo por tu cuenta. Ellos nos llevaron en sus coches desde Page hasta el lugar donde se encuentra el cañón y nos hicieron la visita guiada. Es una pasada. Nuestra guía nos decía hasta los mejores puntos para hacer las fotografías. Lo mejor es intentar reservar a mediodía. Es cuando la luz entra perpendicular al cañón y se ve mejor el juego de luces. Pero para eso tienes que reservar con mucha antelación. La excursión nos llevó por dentro del cañón, entre las paredes formadas por el paso del agua.

Antelope Canyon
Interior del Antelope Canyon
Antelope Canyon
Interior del Antelope Canyon

Gran Cañón del Colorado, Arizona.

Con la G, un parque declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979 por la UNESCO. Y es que poco hay que decir de esta maravilla mundialmente conocida, el Gran Cañón. Nosotros entramos por la parte más al Este, el Desert View. Y desde ahí fuimos con el coche parándonos en todos los miradores. Nos llevó bastante tiempo, pues ningún ángulo es igual al anterior. Hicimos la excursión de avioneta, totalmente recomendable, pues entonces sí que ves la grandeza del Parque. Además de que te cuentan un poco de historia sobre él. También la hay en helicóptero, que vuela más bajo.

En la misma entrada del Parque te dan un mapa con senderos que puedes hacer caminando mientras vas bordeando la parte sur del Cañón. También hay un punto de información, con los autobuses circulares  que transitan el cañón con diferentes recorridos. La pega es que están saturadísimos de gente. Nosotros optamos por hacer un recorrido a pie.

Grand Canyon
El impresionante Gran Cañón

Horseshoe Bend, Arizona.

Con la H, otra maravilla de paisaje de EEUU, Horseshoe Bend (La Herradura). El contraste de colores del río con el marrón de las rocas, es una de las imágenes más bonitas que he visto. No es en sí un parque, sino un gran mirador a una curva que hace el río Colorado en medio de un cañón. Está a pocos kilómetros de Page.

El lugar está a unos 5 millas de Page, tomando la 89 en dirección sur. Desde donde dejas el coche hasta el lugar en sí hay que andar aproximadamente un kilómetro por terreno arenoso, así que se recomienda llevar agua, sobre todo en verano (la vuelta se hace un poco larga al ser cuesta arriba). Lo mejor de todo es cuando estás llegando y de repente se asoma el cañón… alucinante.

Horseshoe
La Herradura. Aquí vemos el magnífico río Colorado formando cañones.

Monumento Valley, Arizona.

Con la M,  Monument Valley. Posiblemente, el paisaje que más me gustó de todo el viaje. Ains, sé que no tengo criterio porque todos me parecen espectaculares, pero es que es la verdad… Monument Valley es sinónimo de películas del oeste. Antes de llegar al Parque, desde la carretera, ya vas imaginando lo que vas a ver a continuación. Esas zonas de arena rojiza que tanto hemos visto en la tele. Que nos son familiares a pesar de no haber estado ahí nunca, con formaciones rocosas que se levantan cientos de metros por encima del suelo. Una vez en el dentro, te dan un mapa, con todas las paradas que puedes hacer en el recorrido en coche. Para mí fue impresionante, y me hubiera quedado todo el tiempo del mundo ahí, de no ser porque ya casi terminando se nos echaba encima una tormenta y tuvimos que salir corriendo.

Aquí, fuera del Parque, también encontramos la típica escena de la película de Forrest Gump en la que, tras recorrer miles de kilómetros corriendo, Forrest decide pararse.

Monument Valley
Espectacular Monument Valley.
Carreteras Arizona
Carreteras americanas en Arizona

Painted Desert, Arizona.

Por último, con la P, un parque de los que comentaba al principio. De los que un día fueron verdes, llenos de árboles y plantas, el Painted Desert o Petrified Forest, http://www.nps.gov/pefo/espanol/index.htm. Se le llama de estas dos maneras a este Parque Nacional. Por un lado encuentras montañas pintadas a láminas de distintos colores y, por otro enormes troncos de árboles de millones de años de antigüedad ya fosilizados y convertidos en mineral. La visita la hicimos con el coche con un mapa muy detallado del recorrido y las paradas que nos dan a la entrada, igual que en Monument Valley. Muchas paradas no solo disponen de un “pointview”, sino también de un pequeño recorrido para realizar a pie. A nosotros nos encantó.

Painted Desert
Las montañas pintadas
Tronco petrificado
Restos de tronco petrificado.

Extra: Meteor Crater.

No es un parque en sí. Es muy diferente a todo lo comentado anteriormente pero, si se tiene tiempo se pude pasar a visitar el Meteor Craterhttp://meteorcrater.com/. Es un cráter de 1,2 km de diámetro causado por el impacto de un meteorito hace 50.000 años. Está situado a pocos kilómetros del pueblo de Winslow. Para visitarlo, en uno de sus bordes se encuentra el museo, donde hay mucha información acerca de los meteoritos. Tiene unas plataformas con unas vistas muy buenas del interior del cráter y del desierto.

Y tú, ¿con cuál te quedas?

Meteor Crater
Cráter formado por un meteorito.

¿Quieres saber qué más vimos durante nuestro viaje por la Ruta 66? ¡Pincha en la foto!

Ruta 66

La entrada Top 5. Parques de Arizona aparece primero en Maki On Road.

]]>
http://makionroad.es/parques-de-arizona/feed/ 0