Inicio / Estuve en / Sur de Inglaterra. Castillo de Arundel.

Sur de Inglaterra. Castillo de Arundel.

Entre Southampton y Brighton, en la costa sur de Inglaterra, se encuentra un pequeño pueblecito inglés con sus casas más características. A simple vista, podría parecer un pueblo cualquiera de la campiña inglesa pero, ya desde los ventanales del tren, se pude observar su imponente fortaleza, el castillo de Arundel.

Nos vamos a Arundel

Apenas una hora y cuarto tardamos en llegar a Arundel desde Southampton, con un trasbordo en Chichester. El tren es bastante cómodo y son unas 15 libras el trayecto de ida y vuelta si se cogen con antelación (con un día vale). Sabes que estás llegando a Arundel cuando ver a lo lejos el castillo sobre una colina y la iglesia que sobresalen en el centro del pueblo.

La estación de tren está a un kilómetro de Arundel. Tras caminar unos diez minutos cruzamos el río y a mano izquierda está señalizada la entrada al castillo. Hay varios tipos de entradas según lo que interese ver (pinchando aquí puedes ver los tipos de tickets). Nosotros nos decidimos por el Gold, que nos permitía entrar a muchas de las estancias del castillo de Arundel, entre ellas, la biblioteca, una de las más bonitas que he visto.

Arundel
Arundel

El castillo de Arundel

Los alrededores del castillo están muy bien cuidados, con algunos jardines y una capilla donde descansan algunos de los duques que un día lo habitaron. A la hora de comer (su hora de comer, vamos, a las 12:30 del mediodía) muchas familias aprovechan que hace buen día para sacar su mantel y algún sandwich en los mismos jardines.

Biblioteca
Biblioteca

Ya desde fuera el castillo impone. No recuerdo si he estado en alguno más grande. Y mira que me gustan los castillos y no dejo pasar ninguno… jaja.

Una vez dentro y de primeras, nos encontramos con la tienda y el restaurante, para no variar. Pero una vez atravesados, entramos de lleno en el castillo de Arundel. Es una pena que no dejen hacer fotos en muchos de los lugares, como la capilla que tienen dentro, que es impresionante. También visitamos varios salones que aún mantienen muchos objetos de siglos y décadas pasadas, al igual que joyas. Pero para mí, lo más bonito es su biblioteca. Ya no por su tamaño, sino por lo acogedora que es. Imagino una tarde de lluvia a partir de las 6, cuando ya no queda nadie. Libro en mano y en un rinconcito al que ya le eché el ojo, rodeada de globos terráqueos y cientos de ejemplares.

Unas escaleras nos llevaban al torreón, desde donde había unas bonitas vistas, tanto del pueblo como de un patio interior de la fortaleza. Son más de 100 escalones, pero valen la pena.

Una vez fuera del castillo, paseamos un poquito por sus alrededores, fuimos a la capilla que tiene en los jardines, con un patio muy bonito y a un pequeño jardín con un reloj de sol. Este jardín debe ser precioso en primavera con todas sus flores. Por la parte de atrás del castillo, continúan aún más y más.

Jardines
Jardines
Jardines
Jardines

A bajar la comida con un paseo

A la hora de comer (la nuestra), salimos del castillo (te ponen un sello por si quieres volver) y nos fuimos a comer. Nos dirigimos al centro de Arundel, al que llegamos rápido porque es muy pequeñito. Comimos en un típico pub unas hamburguesas y, después, decidimos pasear un poquito en dirección a un lago muy acogedor por la parte trasera del castillo.

El camino es muy tranquilo, con un pequeño arroyo que nos acompañó casi todo el tiempo donde pudimos ver muchos patos y ocas. Anduvimos durante unos 20 minutos hasta llegar al lago, donde descansamos un poco y disfrutamos del paisaje. Eran las 5 y la cafetería que hay estaba cerrando, así que volvimos al pueblo y nos tomamos la merienda allí. Nos quedó por ver la catedral. Preciosa seguro, pero el tren salía a las 6 y ya no nos daba tiempo.

Se acababa nuestra visita al castillo de Arundel. Sin duda, una gran sorpresa.

Castillo de Arunel
Castillo de Arunel

About Irene Saiz Olivares

Te puede interesar

Alsacia (día 3). Haut-Koenigsbourg, Riquewihr y Kayserberg.

Comienza nuestro tercer día por los pueblo de la Alsacia francesa. Tras un primer día …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *